UNA EXCLUSIVA DE J.R.SOTO

 

EL ÉXODO DE LOS ALBINOS EN AFRICA

Los albinos, son negros de piel, cabellos blancos y ojos claros. Ojos claros, azules, grises o verdes. Son personas normales pero de distinta apariencia y color de piel. Debido a ese trastorno genético, son perseguidos, cazados como animales y asesinados para utilizar partes de su cuerpo, incluso sangre y cabellos en rituales de brujería.

             Debido a los altos precios que pueden alcanzar sus cuerpos, se ha creado toda una red de persecución y caza para atraparlos, y matarlos, para luego vender sus restos a las brujas, brujos y chamanes que, abundan profusamente en la mayoría de los países del África Negra.

              Un Mercado que mueve miles de euros debido a la absurda creencia de que su carne y huesos milagrosos tienen poderes mágicos, sobretodo en países como Tanzania, Níger, Kenia, Nigeria o Burkina Faso, donde por poner un ejemplo, una pierna de albino adulto, se puede vender por más de 4.500 euros, dependiendo de la zona y los compradores; y todo su cuerpo puede alcanzar los 70.000 euros fácilmente, según nos ha indicado ACNUR.

               Lo cierto es que estas sociedades, agrupadas en comunidades albinas viven con gran temor de que cualquiera de sus miembros más jóvenes, sean cazados y asesinados a machetazos, como ha pasado con mucha frecuencia, y en zonas al sur de Níger o Tanzania. Se habla de un ataque en el mes de enero del 2017 en una población de Kenia, perpetuado por 3 hombres adultos que asaltaron una choza para matar a un albino de 56 anos  que, logro huir con cortes en brazos y piernas.

               El Gobierno Tanzano ha prohibido la brujería en este último ano y está haciendo campaña para prevenir, y en su caso perseguir y detener  para castigar estos asesinatos, pero confiesa que los resultados son aún muy pobres, ya que gente poderosa, como grandes empresarios y políticos o militares, pagan grandes sumas de dinero por hacerse con huesos, manos o cabellos de albinos.

                Debido en parte a estas razones, la caza de albinos se está extendiendo rápidamente a otros países vecinos, adonde también abundan las gentes con esta anomalía, tanto en las etnias hausa, como en los djerma, haussa, o poils.; como Malaui o Burundi. En Kenia, un albino de nombre Mawuara ha logrado convertirse en el primer albino parlamentario en el Gobierno, desde donde trata de ayudar a erradicar dichas prácticas con campañas de sensibilización, prohibición de la brujería y detención de brujos y chamanes por todo el país.

                En mi estancia en Níger, he tenido ocasión de ver hombres y mujeres albinas recluidas en asilos o casas particulares, adonde las familias los habían encerrado, por miedo a las supersticiones hausas. Para ellos eran como fantasmas o hijos del diablo. En otros países, estos “fantasmas” son portadores de mala suerte, son gafes, hijos del diablo, “Zeru-Zeru”, y su falta de melanina los discrimina gravemente, casi siempre hasta la muerte.

                En Niamey he visto albinos pidiendo limosna a la salida del Hotel Gaweye, donde son expulsados, golpeados y ocultados para que no perjudiquen al negocio, o espanten a los pocos extranjeros que allí nos alojamos.

                Aquí, en Níger, oí que estos Zeru-Zeru o fantasmas solo traen buena suerte cuando están muertos, o cuando tienes en tu casa algún hueso de cadáver de albino. Esa especie de amuleto, evita que entren sus sombras en la noche.

                También en los mercados de Telibery o Nguso, incluso en Dosso, se pueden ver decenas de mercaderes comerciando con productos fabricados con los cabellos, carne, unas o diversas partes del cuerpo de estas personas; y todo eso, son muy apreciados para quitar el llamado “mal de ojo”, o en último caso para proteger tu vivienda contra el “Palhu” o el “Rikalma” que, son los dioses del averno que salen de sus cuevas para introducir las sombras y matarte en la noche.

                Por eso, los albinos que consiguen sobrevivir, en colonias semi-protegidos, están condenados a trabajar y ser explotados cruelmente en las plantaciones de millo, o con el ganado pastando en la lejanía; no logrando sobrevivir la gran mayoría, a causa del cáncer que padecerán en su piel, antes de los 20 anos.

                Se sabe ya que, en 2009 se celebro el primer juicio contra los asesinos de un albino de solo 14 anos, con la condena de muerte por ahorcamiento de los culpables. Pese a eso, los criminales continúan sin descanso, aunque en las escuelas los protegen y los ocultan para evitar el asalto y las matanzas.

                En Burkina me dijeron: “No debes visitar a menudo tu pueblo, ni la casa donde naciste, o donde murieron tus ancestros. Estas llamando a la muerte”, y para protegerte tienes que pedir ayuda a los Zeru-Zeru que te salvaran con parte de sus cuerpos que ahuyentaran a las sombras de la muerte.

                Mi chofer Brahim, me comento en uno de los viajes a Dosso que, existen asaltadores de tumbas para recuperar huesos o trozos de cuerpos y venderlos después a los “samsaras” o intermediarios. Incluso se habla de verdaderos vampiros que capturan albinos para beber su sangre.

                Esta es una más de las terribles paradojas que este país, que junto a Haití está considerado el más pobre del mundo, pero que, cuando lo visitas y analizas, descubres que es quizás, el país más rico de África.

                                             

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s