COORDINADORA ANTI PRIVATIZACION DE LA SANIDAD: INFORMA !!!

 

(2017-01-31) Sobre el ¿inesperado? aumento del número de cánceres

Falta de ejercicio, obesidad-sobrepeso, alcohol, tabaco y envejecimiento han sido las razones dadas por la Sociedad Española de Oncología Médica y los medios de desinformación de masas para explicar el ¿inesperado? incremento del número de personas con cáncer en el estado español.

Las cuatro primeras razones, ciertas, y en las que se han centrado los medios, se nos presentan comofactores sobre los que se puede actuar mediante decisiones individuales, cuando no es exactamente así, aparte de que la distribución de todas ellas tiene una clara composición de clase social. Alcohol, tabaco, obesidad y falta de ejercicio han pasado a ser atributo de las clases sociales situadas en el inferior de la escala social. Y no porque las personas de esos estratos los elijan voluntariamente cuando nacen, sino porque “son elegidos” por las empresas productoras de enfermedad.

A la quinta explicación, el envejecimiento, habría que sumar el incremento de los diagnósticos gracias a las mejoras tecnológicas y su sobreutilización, y al aumento de la sensibilidad de los exámenes de detección para identificar tumores diminutos, lo que no siempre conlleva disminución de las tasas de mortalidad por la causa en cuestión. Además, los exámenes de detección conllevan riesgos de complicaciones graves, falsos positivos, sobrediagnósticos, falsos negativos, suicidios derivados, etc.

Según la SEOM, “un tercio de la mortalidad por cáncer se debe a causas evitables” (tabaco, el alcohol, la obesidad y el sedentarismo). Pero alcohol y tabaco esperaban generar al estado en 2016 alrededor de 8.000 millones de € en impuestos. Por otra parte, Sanidad destina anualmente alrededor de 15.000 millones de euros al diagnóstico y tratamiento de enfermedades relacionadas con el tabaco, una magnifica cantidad para la industria farmacéutica y diagnóstica. En el otro lado de la trinchera, ¿cuanto dinero se dedica anualmente a prevenir para reducir los casos de cánceres y evitar tratamientos?.

Llama la atención el silencio, de los medios de desinformación, y de la propia SEOM (¿recibe dinero de la industria farmacéutica y diagnóstica?), sobre esos otros determinantes que no elegimos y que están provocando miles de cánceres: sustancias y tóxicos alimentarios, productos de uso común en limpieza e higiene, industrias tóxicas (incineradoras, fábricas diversas), contaminación debida a vehículos, etc., perfectamente identificadas y por tanto evitables, pero que no dependen de decisiones individuales, sino que dependen de las decisiones del mercado y la Administración, que conociendo sus repercusiones, mira para otro lado y las permite.

2016-01-30) Sobre la eficacia de las vacunas de la gripe. Michel de Lorgeril

Influenza… « Lascia ch’io pianga… e che sospiri la libertà… »

Traduzco esta mezcla de inglés: (influenza en inglés significa gripe) y de italiano: (“Lascia ch’io pianga… e che sospiri la libertà …” que significa: “déjame llorar (mi cruel suerte) … y que suspire por la libertad”; texto del aria de Haendel que continúa: “y que el dolor quiebre estas cadenas de mis martirios sólo por piedad”)

Se trata de un mensaje codificado que incluso los hackers de la SNA (Agencia americana de información] no conseguirían entender… No descifrarlo en voz alta, el Gran Lobo Feroz está escuchando…

Para confundir aún más, os propongo la “falsa pista” siguiente: https://www.youtube.com/watch?v=Z5WUO7hsgCA (versión de Lascia ch’io pianga de Haendel por la soprano Patricia Petibon)

Por si acaso hubiera alguien más que insistiera, he aquí otra falsa pista: https://www.youtube.com/watch?v=_WN2A–Sr58 (versión de Lascia ch’io pianga de Haendel por Joyce DiDonato)

Si aún estás ahí es buena señal; quiere decir que tienes sentido del humor.

Bueno, resumo la idea general. En estos días estamos asistiendo a una presión frenética por parte de las autoridades sanitarias y gubernamentales para empujarnos a vacunarnos contra la gripe.

Cuanto más objetivos y fiables son los datos científicos más se despliega la histeria mediática y política sin límites y sin matices.

Pero seamos claros: las informaciones existentes y consultables por cualquiera que apenas sepa leer nos ilustran claramente dos cosas:

1.- Hasta que se demuestre lo contrario las vacunas antigripales no son eficaces.

2.- Para justificar las campañas de promoción de esta vacuna se tendría que disponer de más datos científicos.

Y esto es cierto para los adultos sanos, para los mayores de 65 años, para los niños e incluso para determinados pacientes, por ejemplo los que sufren de fibrosis quística. La lista se podría seguir alargando, pero lo que sobre todo hay que hacer es insisitir: ¡Más ciencia, por favor!.

Es verdad que se podría afirmar que vacunar es una precaución que se toma y que si realmente no es eficaz, al menos no hace mal.

¡Gran error! ¡Vacunar no es en absoluto una acción anodina! Incluso si todo está montado para intentar convencernos de lo anterior.

Estas notas no tienen el objetivo de abordar el tema en profundidad, pero creo que bastaría referirme a una gráfica simple, publicada en 2011, y cuyos datos no han sido desgraciadamente desmentidos jamás.

Esta información gráfica se puede encontrar en: Hum Exp Toxicol. 2011 Sep;30(9):1420-8.

Traducido por Françoise Chuffart para CAS.

Enlace original : http://michel.delorgeril.info/web/influenza-lascia-chio-pianga-e-che-sospiri-la-liberta

(2016-01-27) In-justicia: el Supremo falla contra los ex trabajadores de Uralita. Invalida las sentencias y pide la devolución de las indemnizaciones

Los antiguos trabajadores de la empresas y sus familiares tendrán que comenzar de cero su vía crucis judicial después de que el Supremo haya invalidado todas las sentencias favorables y las indemnizaciones

Hoy se manifiestan en los juzgados de Plaza de España para reclamar justicia

El uso de amianto en la construcción se prohibió en España en 2002. Su inhalación provoca daños pulmonares de diversa gravedad, desde insuficiencias respiratorias a mesoteliomas, un tipo de cáncer de pleura muy agresivo. Antonio no conocía esta información cuando acudía a trabajar todos los días a la fábrica de Uralita en Getafe, pero suponía que aspirar constantemente una neblina de polvo no podía ser bueno.

Tras más de 10 años de idas y venidas judiciales, el Supremo ha invalidado las sentencias favorables de 2009 y 2013 a favor de los trabajadores y que se centra en la forma de la denuncia, anulando el procedimiento. Algunas de las indemnizaciones ascendían a 105.000 euros; de los 21 demandantes en 2007 quedan sólo cuatro con vida. Este detalle, no cayó en saco roto a los miembros de la asociación que agrupa a los ex trabajadores. «Al final, las familias pierden la esperanza y bajan los brazos», afirma Juan Carlos Paúl, presidente de la asociación.

Hoy la Asociación de Afectados por el Amianto (Avida) se concentra a las puertas del juzgado número 36 de lo social en la Plaza de España para apoyar a los familiares de los seis trabajadores por los que se celebra el juicio. Todos ellos murieron a causa del mesotelioma y una de las familias, los Chamorro, ha perdido por la misma razón a su madre hace apenas un año.

Durante los 27 años que pasó Antonio en la empresa no vio una sola mascarilla que pudiera actuar de barrera entre el material tóxico y sus fosas nasales; ahora que sufre asbestosis no entiende cómo los médicos de la empresa nunca advirtieron a los responsables del peligro que suponía el contacto con el amianto. «No éramos sabedores de que fuera cancerígeno. Veníamos de los pueblos a Madrid a ganar dinero, simplemente», recuerda.

Tiene 82 años y no se olvida de todos los compañeros que han muerto por la misma razón. «Nos tendrían que haber jubilado antes, como a los mineros», asegura.

El peligro no sólo lo asumían los trabajadores, pues muchas de las mujeres que lavaban la ropa de sus maridos al llegar de la fábrica sufren hoy las mismas dolencias. Como Agapita, la mujer de Antonio, que padece también de asbestosis, y que está a la espera de juicio contra la empresa. «Mi mujer lo pasa muy mal cuando se resfría, y yo también, me asfixio y prefiero no salir de casa», murmura Antonio.

Ahora, tras haber conseguido una sentencia en firme que le da la razón, no le mueve la indemnización: «No me interesa el dinero, sólo quiero disfrutar los años que me queden».

Ahora el Tribunal Supremo les exige empezar de nuevo, que se vuelva a instruir todo de nuevo pero por la vía laboral. Desde que la empresa tuvo conocimiento de la demanda que Avida pretendía imponer, el contacto con los afectados ha sido nulo. «Hubo un intento de negociación, pero nos exigían retirar la demanda», asegura Juan Carlos Paúl.

Uralita ha recurrido «de forma sistemática» todas las sentencias. «A las familias les hace el doble de daño, por haber perdido a un familiar y por tener que devolver el dinero, empezando de cero», dice.

Amalio Pérez denunció en vida a Uralita, pero falleció durante el proceso judicial. Rosa, sus cuatro hermanas y su madre tuvieron que ratificar la denuncia. «Mi padre estaba jubilado por la empresa cuando le detectaron la enfermedad y solicitamos un tribunal médico, con 78 años», explica.

Amalio trabajó durante 35 años en Uralita; a raíz de una operación de corazón, empezó a sentirse mal. Diversas pruebas confirmaron que tenía un cáncer de pleura muy avanzado. «Mi padre no llegó a durar ni un año con el cáncer». Es una de las familiares que acuden al juicio que se celebra este viernes. «Un tío mío también ha fallecido por lo mismo, pero ellos sí tuvieron suerte con la demanda y tienen sentencia en firme llevada por lo social», precisa.

El padre de Raúl Gamonal, Domingo, sólo trabajó durante 15 meses en Uralita; bastaron para que también desarrollara un mesotelioma. «Él vino a Madrid a buscarse la vida, y un tío suyo le metió en Uralita en la década de los 60. Fue de los últimos en llegar, se dedicaba a barrer el suelo», explica Raúl. En 2007, recién jubilado, Domingo se cansaba más de lo normal, y apenas sí podía andar. «Lo primero que le preguntó el neumólogo nada más verle es si había trabajado en Uralita», relata su hijo. En año y medio, el cáncer de pleura acabó con él.

La mujer de ese familiar que le ayudó a entrar en la empresa sufrió el mismo final: un cáncer fulminante, causado cree su familia por inhalar el amianto que se adhería a la ropa de trabajo de su marido. «Mi tía Esperanza decía: ‘Me está pasando lo que a Domingo’. Y todos le quitábamos hierro al asunto…, pero resultó ser verdad», apunta Raúl.

Los afectados señalan que hay numerosos estudios que relacionan las enfermedades que han padecido los trabajadores de Uralita y sus familiares con la empresa.

Entretanto, los familiares de los trabajadores fallecidos mantienen el recuerdo de sus seres queridos que alimenta su lucha. Quieren ser reconocidos como víctimas de unas condiciones laborales que acabaron por costarles la vida y que se haga justicia.

La multinacional Uralita, que en 2015 cambió su denominación social por COEMAC, siempre ha defendido que no existe relación causal entre el empleo de fibras de amianto en sus plantas con las enfermedades respiratorias posteriormente desarrolladas por algunos de sus extrabajadores.

(2016-01-27) El colorante alimentario E 171 afecta al sistema inmunológico e incrementa el riesgo de cáncer

Se demuestra que las nanopartículas de dióxido de titanio se extienden por todo el organismo

Una investigación desarrollada por expertos del Instituto Científico de Investigación Agronómica de Francia, demuestra por primera vez que las nanopartículas de dióxido de titanio (colorante E 171) se extienden por todo el organismo, afectando al sistema inmunológico e incrementando el riesgo de cáncer.

En septiembre del año pasado la EFSA (Agencia de Seguridad Alimentaria de la Unión Europea) presentó una reevaluación de los colorantes alimentarios autorizados en la UE desde el año 2009. De esta revisión, en la que se han analizado 41 colorantes, destacaba el dióxido de titanio (E 171), sustancia que se utiliza para blanquear y dar un efecto opaco a los alimentos, se utiliza sobre todo en los productos de panadería y confitería, en las salsas, en los productos lácteos, en los caramelos, etc.

Estudios realizados por otros investigadores concluían que en dosis elevadas el colorante podría causar problemas en los riñones y en el hígado, bloqueando la respiración celular. También se apuntaba que el tamaño de las partículas del dióxido de titanio podrían causar daño genético sistémico. La reevaluación determinó que las nanoparticulas provocan daños cromosómicos y aumento del riesgo de sufrir cáncer, según las pruebas realizadas con animales de laboratorio. Pero la Agencia de Seguridad Alimentaria de la Unión Europea consideró que este aditivo no representa un problema para la salud de los consumidores, apuntando que debido a la falta de datos, no se podía concretar una ingesta diaria admisible.

La EFSA apuntaba la necesidad de realizar nuevos estudios para poder eliminar muchas lagunas de conocimiento sobre los efectos perjudiciales del colorante en el organismo, pero a pesar de esas dudas, su uso sigue estando permitido. Dado que varios estudios independientes advierten sobre la peligrosidad del colorante, y que incluso la EFSA reconoce que existen riesgos como el daño cromosómico o el cáncer, quizá debería haberse aplicado el principio de precaución y prohibirse su uso hasta contar con todos los datos necesarios.

Por otro lado, hay que destacar que es una incoherencia reconocer los riesgos de este colorante y asegurar que no representa un problema para la salud de los consumidores, y además, sin que se pueda establecer una ingesta diaria admisible. El caso es que la EFSA pedía estudios para eliminar las lagunas de conocimiento existentes, pues bien, recientemente se ha presentado una investigación desarrollada en Francia en la que se demuestra por primera vez que las nanopartículas de dióxido de titanio se extienden por todo el organismo.

Según el estudio desarrollado por expertos del National Institute for Agronomic Research (Instituto Científico de Investigación Agronómica de Francia), las nanopartículas de dióxido de titanio atraviesan la barrera intestinal, pasando al torrente sanguíneo y llegando a cualquier parte del cuerpo humano. El estudio se ha realizado con animales de laboratorio y se ha constatado que en el hígado estaban presentes estas partículas que están relacionadas con trastornos en el sistema inmunitario. Por esta razón, el gobierno del país galo ha concluido que, en base a estos resultados, se lleve a cabo una reevaluación de la seguridad del colorante E171.

Claro, que dado que la investigación se ha desarrollado con animales, los responsables de la investigación piden cautela a la hora de interpretar los datos, ya que los resultados obtenidos no se pueden extrapolar a los seres humanos. ANIA (Asociación Nacional de Industrias Alimentarias) se acoge a las palabras de los investigadores, y solicita que el debate se centre en la información objetiva, racional y completa, algo lógico, ya que el colorante es utilizado por la industria (parte interesada) y una prohibición afectaría a sus intereses.

El equipo científico de las empresas advierte que todos los ingredientes utilizados y los productos fabricados por la industria agroalimentaria están sujetos a numerosos controles y evaluaciones por parte de los organismos reguladores competentes, por lo que los productos que están en el mercado son seguros para su consumo. Pero esto no es así, la propia EFSA reconoce los riesgos del colorante, que existen muchas lagunas de información y que no puede determinar una ingesta diaria admisible, es decir, el hecho de que en principio el dióxido de titanio esté autorizado, no quiere decir que sea seguro para la salud del consumidor.

Para llevar a cabo la mencionada investigación, a un grupo de roedores de laboratorio se le proporcionaron diariamente 10 mg del colorante por kilo de peso corporal a través del agua que consumían en un periodo de 100 días. Esta dosis es similar a la de la exposición humana mediante el consumo de alimentos que contienen el colorante. Los resultados demuestran que las nanopartículas de dióxido de titanio provocaron, en cuatro de cada once roedores, lesiones preneoplásicas, un tipo de alteraciones de la normalidad en algunos tejidos, aumentando las posibilidades de desarrollar alguna neoplasia (masa anormal de tejido).

Por otro lado, en roedores que tenían algún tipo de lesión, la ingesta del colorante aumentó su desarrollo. Los expertos explican que el E171 es una fuente de nanopartículas en el intestino y en todo el organismo, afectando al sistema inmunitario y promoviendo las primeras etapas del cáncer colorrectal en los roedores. Estos resultados justifican un estudio más exhaustivo sobre el riesgo de cáncer a fin de obtener más datos que sean de ayuda para la evaluación de los riesgos en seres humanos. Es de suponer que la EFSA tendrá en cuenta estos resultados, pero probablemente esperará a las pruebas que aporte el nuevo estudio.

Lo dicho, si no se puede determinar la ingesta diaria admisible, debería haberse aplicado el principio de precaución y esperar a obtener datos para poder realizar un juicio y valoración correcta. Podéis conocer todos los detalles de la investigación a través de este artículo publicado en la página del INRA y a través de este otro publicado en la revista científica Scientific Reports.

(2016-01-25) Catalunya: se constituye un nuevo lobby (“Cercle de Salut”) para defender el modelo “público.-privado”

Unos cincuenta destacados profesionales del sector de la sanidad en Catalunya formarán parte del Cercle de Salut, una nueva asociación que se constituirá hoy en Barcelona con el objetivo de defender el modelo sanitario catalán ante la incertidumbre que han provocado los recortes de presupuesto en los últimos años y la controvertida gestión del actual conseller de Salut, Toni Comín.

El Cercle de Salut, creado a imagen y semejanza del Cercle de Economia –esto es, con la intención de convertirse en un lobby en su sector- se ha marcado como objetivo principal fomentar el debate sobre la organización y el funcionamiento del sistema sanitario catalán. El modelo, considerado como un referente internacional, está sometido actualmente a fuertes tensiones como consecuencia del debate político sobre la conveniencia o no de revertir la supuesta “privatización” de la sanidad catalana, una deriva que algunos sectores del Govern, encabezados por el propio conseller Comín, atribuye a los anteriores gobiernos de CiU.

Comín ha tomado varias decisiones dirigidas a priorizar la gestión pública de los hospitales sobre la privada, algo que no sólo ha tensado las relaciones entre PDECat y ERC, sino que también ha sido acogido con preocupación por algunos de los máximos responsables de la red sanitaria catalana. Entre otras determinaciones, Salut decidió no renovar conciertos a algunos centros hospitalarios –como el que había sido el hospital de L’Aliança en Sabadell- y anunció una oferta para comprar el Hospital General de Catalunya, en Sant Cugat del Vallès.

La nueva asociación ha elaborado un manifiesto –disponible a través de su página web, que firman figuras muy importantes del sector de la sanidad en Catalunya. Muchos de ellos estarán presentes en el acto de formalización del Cercle de Salut, que tendrá lugar hoy en Barcelona. Según fuentes del grupo, habrá una presentación pública del proyecto dentro de aproximadamente dos semanas. La semana pasada, cuatro miembros del grupo expusieron el proyecto al conseller Comín.

En la web ya se pueden ver algunos de los nombres de las personas implicadas. Los ocho integrantes de la comisión gestora son el Dr. Miquel Bruguera, hepatólogo eminente y ‘Creu de Sant Jordi’ 2010; Lluís Bohigas, doctor en Economía, exdirector General del Ministerio de Sanidad y Consumo y exalto cargo del Departament de Salut de la Generalitat; Manel del Castillo, director gerente del Hospital Sant Joan de Déu; Olga Pané, gerente del Parc de Salut Mar de Barcelona; Marc Soler, director corporatiu del Col·legi Oficial de Metges de Barcelona; Francesc García Cuyàs, Director de la Fundación TicSalut; o Francesc José Maria, abogado y exdirector gerente del Institut Català de la Salut.

La Vanguardia ha podido conocer otros nombres relevantes que firmarán el manifiesto fundacional del Cercle de Salut. Estarán, entre otros, el economista menorquín Guillem López Casasnovas; varios cargos de la Unión Catalana d’Hospitals, como su gerente, Helena Ris, y anteriores responsables, como Feliu Sucarrats; Antoni Trilla, investigador del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), jefe de epideomología del hospital Clínic y profesor de la Universitat de Barcelona; Manel Peiró, director del Executive Master de Dirección de Organizaciones Sanitarias de ESADE; Joan Guix, secretario de la Agencia de Salut Pública; o Bonaventura Clotet, presidente de la Fundación Lucha contra el Sida, director del laboratorio IrsiCaixa y una de las voces más autorizadas del mundo en los temas referentes a la infección del VIH. Según fuentes de la asociación, también habrá representación de organizaciones como el Colegio de Médicos y el Colegio de Enfermeras y Enfermerdos de Barcelona.

Además de todos estos profesionales, formarán parte del grupo Cercle de Salut varias personas con un bagaje político muy destacado, como la que fue consellera de Salut por el PSC, Marina Geli, o el expresident del Parlament Ernest Benach (ERC). Cabe destacar el amplio abanico ideológico que abarca esta nueva asociación, así como el hecho sintomático que muchos de sus integrantes proceden del entorno político del conseller Antoni Comín, un independiente que ahora está en la órbita de ERC, pero que procede del PSC.

Aunque en el manifiesto no se menciona en ningún momento la actuación de Comín al frente de Salut, es fácil leer entre líneas algunas críticas a su gestión. El sistema sanitario actual –dice el comunicado- es fruto de una historia de iniciativas públicas y privadas (…) fruto de un gran consenso social (…). Más adelante, se afirma que “cuando el ciudadano accede a los servicios públicos no diferencia la titularidad del centro que lo acoge y su valoración del servicio prestado se basa en la calidad de los profesionales y las infraestructuras del centro”.

Pero la parte del manifiesto que recoge más claramente los retos y objetivos del nuevo Cercle de Salut son los últimos párrafos, donde se habla del futuro del sistema sanitario catalán, que según la nueva asociación “está en situación de riesgo” por las “fuertes tensiones a las que está sometido”. Los firmantes afirman que “resulta imprescindible llevar a cabo una iniciativa de modernización y defensa del modelo sanitario catalán” y entran de lleno en el debate político cuando lamentan que “en los últimos años, a pesar de los buenos resultados acreditados, se han multiplicado las críticas al modelo basadas frecuentemente en cierto apriorismo ideológico muy poco fundamentado en datos. Las acusaciones de privatización de la sanidad enmascaran los problemas reales que en buena parte vienen dados por una infradotación económica que supone una disminución de las inversiones y de las retribuciones de los profesionales sanitarios” (…).

La creación de esta asociación es sin duda una acción revolucionaria en el sector sanitario catalán. Nunca antes se había unido en un mismo grupo voces tan relevantes y diversas, lo que asegura un debate más intenso y profundo si cabe sobre el funcionamiento de la Sanidad en Catalunya.

(2016-01-25) El Colegio de Médicos de Segovia expedienta a una médico por criticar la precariedad

Veréis, hace 25 años que soy médico; de esos he pasado 16 en Inglaterra, formándome y trabajando como médico de urgencias. Volví con mi familia a España para que mis hijos crecieran aquí y los últimos ocho años he tenido un contrato de guardias en el Servicio de Urgencias del hospital General de Segovia.

Paralelamente a mi trabajo asistencial, me dedico a la comunicación médica. Entre el 2009 y el 2011 escribí para El Mundo con un blog llamado Profesión Sanitaria y al cerrar este por la crisis, abrí mi propio blog llamado Medicoacuadros. Hago entradas de manera regular sobre temas profesionales y sanitarios. Me interesa particularmente la ética médica y soy también miembro de la comisión deontológica del colegio de médicos de Segovia.

Durante estos ocho años que he trabajado en urgencias, la situación se ha ido haciendo cada vez más penosa, con una Atención Primaria cada vez con menos recursos en el contexto de una población muy envejecida, un hospital con menos número de médicos residentes cada año y haciendo cada uno menos guardias, un sistema informático tedioso, un servicio de apoyo de radiología bueno pero mermado, y una plantilla con 23 adjuntos de los cuales solo nueve tienen situación estable. La penosidad en las urgencias ha ido en aumento hasta hacerse insostenible en lo profesional. Y a pesar de todo, el servicio que se ofrece a los pacientes es de calidad pero solo a costa del trabajo admirable de los miembros del mismo que se dejan la piel cada día. En verano, yo dije basta y abandoné mi contrato a la vista de la situación límite en la que me situarían tres meses de trabajo intenso sin descanso y con gran riesgo para mis pacientes. Puse quejas en la gerencia ya en abril y al marcharme en junio en la gerencia del hospital, la dirección médica y la gerencia de área pero a día de hoy no he recibido respuesta.

El 3 de agosto decidí hacer una abstracción de mi propia experiencia y escribí en mi blog una denuncia sobre el SNS con la intención de exponer ante la opinión pública la situación de precariedad en que viven una innumerable cantidad de médicos. Lo titulé. Querida explotación laboral: te dejo, no cuentes ya conmigo Una entrada que quiso reflejar una situación que es común en nuestro sistema sanitario y que tiene su reflejo en miles de médicos en toda España, con una situación indigna, abusiva e irregular, temporal y de mala calidad. Una entrada que busca hacer de bandera a la dignidad de unos profesionales que sufrimos en silencio esta vulneración de derechos estatutarios porque tenemos familias a las que seguir alimentando. Una situación laboral que con frecuencia es tolerada por los responsables directivos. El objetivo de mi entrada fue generar un debate en aras de converger en sinergias que mejoraran la situación de los médicos y demás profesionales sanitarios (igualmente maltratados) y por extensión una mejor atención de pacientes y usuarios del SNS.

El hecho de que yo abandonara mi contrato de guardias en mi hospital, no le hubiera interesado a absolutamente nadie si no fuera un fiel reflejo de una situación generalizada. La respuesta no se hizo esperar y el blog se hizo viral, se copió a muchos otros blogs, recibió 10.000 reacciones en Twitter, apareció en prensa médica y en prensa general .Y para mí lo más importante: la Organización Médica Colegial, única institución que engloba a todos los médicos de España y cuya misión es proteger el profesionalismo y el Código Deontológico, se hizo eco de mi escrito. Su revista Médicos y Pacientes dio difusión a la entrada, así como en su cuenta corporativa de twitter y lo mismo hicieron los miembros de la comisión permanente que están en twitter que apoyaron y difundieron mi mensaje públicamente.

El 22 de agosto el jefe de servicio de urgencias del hospital general de Segovia y otros 12 compañeros (de un total de 23 adjuntos) me denunciaron al colegio de médicos por sentirse despreciados y humillados por la entrada al blog. El colegio me abrió un expediente informativo en septiembre y se pidió a la comisión deontológica que evaluase mis opiniones en el blog.

El 29 de Agosto y antes de conocer su denuncia, publiqué una Carta al Adelantado de Segovia tras denunciar un compañero enfermero que la situación en las urgencias durante Agosto era caótica y tras aparecer una mención a mi nombre en el mismo.Esa carta sí hace ya referencia a mis compañeros del servicio de urgencias de Segovia , y los describo como lo que son, excelentes profesionales, fantásticos médicos, abnegados, generosos y dedicados. La entrada inicial al blog nunca trató de ellos y me duele haberles ofendido, siento mucho si les ha podido causar malestar. Pero es precisamente porque nunca trató sobre ellos, ni nunca fueron mencionados, ni aparece insulto ninguno, por lo que la entrada continúa intacta en el blog a pesar de su reacción y por lo que mi conciencia permanece tranquila. Yo respondo de lo que escribo no de cómo se lea.

Lo que quiero hoy comunicar con esta entrada al blog es que la tarde de Reyes el colegio de médicos de Segovia me notificó a través de un documento legal de cinco hojas, que ha acordado incoar Expediente Disciplinario contra mí pues consideran que mi conducta puede ser objeto de una falta grave por haberse trasgredido los artículos 37 y 38 del Código de Ética y Deontología médica “por las acusaciones vertidas contra el servicio de urgencias y sus miembros, focalizadas en el Dr xxxxxx (jefe de servicio) pero no de forma exclusiva, y con la consiguiente alarma social que ha podido crear sobre el funcionamiento del servicio de urgencias de segovia, sin fundamento, a tenor de sus publicaciones en prensa y redes sociales, teniendo en cuenta el poder de las mismas y el peso de la Dra Lalanda en los medios”

“La sanción que pudiera corresponder: conforme a lo dispuesto en el artículo 72.3 de los Estatutos colegiales, la comisión de una falta grave es sancionable con la suspensión del ejercicio profesional durante un año”

El procedimiento ya ha empezado habiéndose nombrado un Instructor y un Secretario que me tomarán declaración en los próximos días pudiendo yo ir acompañada de un defensor y un letrado. Yo ya he comunicado al instructor del expediente disciplinario mi voluntad de contar con un defensor (una compañera médica) y en colaboración con un equipo de abogados se está organizando mi defensa.

Desde Médico a Cuadros y como siempre, seguiré abanderando la mejora del sistema sanitario, la seguridad y dignidad de los pacientes y la dignidad profesional de los médicos; y por supuesto, dado el momento procedimental corporativo-deontológico en el que me encuentro, siempre con el máximo respeto a la legalidad colegial, al Instructor y al Secretario de mi expediente disciplinario

Seguiré denunciando situaciones inadmisibles y defendiendo sin corporativismos, el pundonor de mis compañeros médicos (de todos, los que están cerca y los que están lejos, los que pueden quejarse y los que no, los más valientes o los que sean víctimas de violencia simbólica). Por lo tanto, dada la trascendencia y gravedad de la situación, que entiendo va mucho más allá del problema que me ha generado a mí a nivel personal, os invito a reflexionar con calma y a comentar en los ámbitos que os parezcan más adecuados o como respuestas a esta entrada en el propio blog.

Gracias

“El final de nuestra vida comienza cuando permanecemos callados ante cosas que de verdad importan” Martin Luther King

(2016-01-24) Catalunya: la sanidad ‘desprivatizada’ de Comín cobra a inmigrantes y refugiados

Antoni Comín llegó hace casi ya un año a la Consejería de Salud de Cataluña, y en este tiempo ha presumido de ser un defensor a ultranza de la sanidad universal y de una atención de calidad puramente pública, enarbolando incluso la bandera de la ‘desprivatización’, como él ha calificado al fin de algunos conciertos con la privada. Ha vendido también a bombo y platillo un acuerdo con la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, para priorizar la asistencia sanitaria a los habitantes de los barrios “más desfavorecidos” de la ciudad. Sin embargo, una cosa es la teoría y otra la práctica. Así ha quedado patente después de conocerse el caso de una familia de inmigrantes que se ha visto obligada a pagar 150 euros por la atención sanitaria de su bebé en Urgencias.

Una familia de ciudadanos extracomunitarios, residentes en Cataluña -aunque aun no habían podido solicitar la tarjeta sanitaria-, ha tenido que pagar 150 euros para que su bebé de un año de edad fuera atendido por problemas respiratorios. El pago de la factura se produjo en el momento previo a la atención, tal y como informa la Cadena SER.

La familia, dados sus escasos recursos económicos, decidió priorizar la visita del menor de edad. El padre y su hermana, de tres años, también se encontraban enfermos, pero renunciaron a ser atendidos porque no tenían dinero suficiente para pagar tres visitas urgentes. Cabe destacar que esta situación contradice lo estipulado por la orden del departamento de salud que establece la instrucción para aplicar el protocolo de asistencia y facturación de la atención urgente a ciudadanos que no tienen la condición de asegurados por la Seguridad Social.

“La facturación por la visita urgente es totalmente ilegal y contraria a la resolución del 30 de Septiembre del CatSalut sobre asistencia y facturación de la actuación sanitaria urgente”, señala en ese sentido la Plataforma por la Atención Sanitaria Universal de Cataluña.

El hecho se produjo a principios de diciembre en el Hospital Joan XXIII de Tarragona, que reconoció el error y la familia ya está a la espera de que se les reintegre el dinero de la factura. Sin embargo, este caso no es exclusivo. Un refugiado sirio tuvo que pagar 207 euros por ser atendido en el Hospital de Sant Pau de Barcelona por dolor estomacal. En ese caso, el centro también ha reconocido “el error humano” y lo achaca a que el personal desconocía los protocolos de urgencias.

La plataforma ya ha pedido una reunión con David Elvira, director del Servicio Catalá de Salut, para pedir explicaciones. Por su parte, la Consejería de Salud ha admitido que los casos son reales, y se ha excusado diciendo que la próxima semana se reunirá con representantes de la plataforma para aclarar lo sucedido.

(2016-01-23) Muere una niña de 8 años tras cuatro horas a la espera de una ambulancia en Blanes

Una niña de ocho años ha muerto este fin de semana en el Hospital Comarcal de Blanes (Girona) tras cuatro horas a la espera de una ambulancia para ser trasladada de urgencia al Hospital Josep Trueta de Girona, según ha denunciado CCOO.

Según ha explicado el sindicato, la familia llevó a la niña la noche del sábado al domingo al Hospital Comarcal de Blanes, donde fue ingresada en estado crítico. El personal de la institución intentó estabilizarla durante dos horas, con escaso éxito.

Dada la gravedad de los síntomas que presentaba, se consideró que se le debía derivar urgentemente a la unidad de cuidados intensivos (UCI) pediátrica del Hospital Josep Trueta, el complejo médico de agudos de referencia de la provincia.
Cuatro horas de espera

A las 4:00 de la madrugada, desde el centro de Blanes se solicitó una ambulancia pediátrica urgente para realizar el traslado. Sin embargo, el vehículo medicalizado no se presentó hasta las 8:00 horas de la mañana. Para entonces, la niña había fallecido.

“Para hacer un trayecto urgente de veinte minutos, la ambulancia tardó cuatro horas”, ha lamentado un portavoz de la agrupación de trabajadores.

Preguntado sobre la tragedia, el Sistema de Emergencias Médicas (SEM) ha respondido que “está investigando el incidente”.
Dos vehículos pediátricos para toda Cataluña

Fuentes del sector sí han indicado que el retraso del vehículo se podría deber al hecho de que en toda Cataluña solo hay dos ambulancias de soporte vital avanzado (SVA) pediátricas. Además, han explicado que estas unidades “trabajan a destajo” en invierno con las complicaciones derivadas de la epidemia de gripe.

CCOO, por su parte, ha precisado que las dos únicas ambulancias pediátricas de Cataluña tienen su centro operativo en Barcelona: una en el Hospital Vall d’Hebron y otra en el Hospital Sant Joan de Déu. La ambulancia que habría acudido a Blanes sería la del primer hospital.

“Con este reparto, el resto de las provincias de Cataluña; Girona, Lleida y Tarragona, quedan vendidas”, ha apostillado un portavoz del sindicato.

(2016-01-23) Más allá del Brexit, Reino Unido ve cómo su sistema sanitario se desintegra

Operaciones urgentes de cáncer canceladas; pacientes que mueren esperando en urgencias; médicos y enfermeras que no dan abasto… Y mientras tanto, el gobierno sigue negando que haya crisis.

Los motivos son varios y no se reducen ni al envejecimiento de la población, ni al mal uso que hacen los ciudadanos del servicio público sanitario, ni son los inmigrantes los que colapsan el sistema.

El hecho de que más de una veintena de hospitales públicos británicos estén en quiebra significa: despedir profesionales, no poder formar a nuevos médicos y falta de material sanitario, así como camas para poder atender de manera eficiente a los enfermos.

La deuda de estos hospitales proviene de las FPI (Iniciativa de Inversión Privada en sus siglas en inglés), iniciada en el 92 bajo el Gobierno conservadorde John Major. Esta deuda, por un lado, recortaba en gastos sociales en materia de educación y sanidad y por otra permitía la entrada de capital privado para financiar la construcción de hospitales, carreteras y escuelas.

El panorama recogido por el Gobierno laborista de Blair en el 97 era el del sector financiero copando el mercado público: una inversión del sector privado en edificios e infraestructuras que cedería al Estado a cambio de altos intereses. Aquello derivó en que el precio de construir un solo hospital equivaliese al precio de construir cinco hospitales una vez sumados los intereses.

Tal fue el escenario que dejaba Major y al que Blair no se opuso, sumiendo así al sector público en una permanente deuda con contratos de hasta 50 años para devolver el crédito.

Según datos ofrecidos por el sindicato Unison, dos tercios de los NHS trusts (organizaciones que ofrecen servicios sanitarios públicos) que se encuentran en déficit tienen una deuda de PFI. Lo que hace insostenible estos contratos son los intereses añadidos por parte de las empresas privadas; el Gobierno calcula que los más de 700 contratos de PFI que hay en el país para la construcción de colegios, hospitales y otros edificios públicos costaron 54.000 millones de libras; sin embargo, el Estado pagará más de 300.000 millones.

Para 2020 se estima que la deuda de Reino Unido alcance una deuda de 30 mil millones de libras con el sector privado.

(2016-01-23) Fiabilidad de los ensayos clínicos. El peligroso camino de la desregulación de los medicamentos

En este artículo, los autores hacen un repaso de los cambios ocurridos en las últimas décadas en el campo de los ensayos clínicos farmacéuticos y en su regulación. Es importante que técnicos y profesionales del sector alcen la voz respecto a lo que desde hace décadas otros autores, externos al campo sanitario ya habían alertado: la conversión de los sistemas de salud en simples apéndices del sistema de mercado.

Según los autores, a partir de los años 80 del siglo pasado comenzó un peligroso proceso de “relajación de los requerimientos de diseño de los ensayos clínicos y la aceleración de la entrada de nuevos fármacos al mercado”, lógicamente paralelo al incremento de la importancia del sector farmacéutico en los países occidentales, únicos que podían permitirse financiar los fármacos de su población. En España coincidió con la aprobación de la Ley General de Sanidad, la cual nació amputada de cualquier artículo que permitiera limitar el poder de las farmacéuticas y/o garantizar la seguridad para la población.

A partir de esa década, las multinacionales del sector han ido paulatinamente tomando las decisiones necesarias en política sanitaria para garantizarse un mercado cautivo, al tiempo que los escasos controles se hacían cada vez más laxos, el acceso a los “clynical study report” (datos globales que las compañías entregan a la Agencia Europea del Medicamento) imposible, y las propias compañías, cual zorra en el gallinero, llegaron a formar parte del organismo encargado de la regulación de los medicamentos. Paralelamente descubrimos la existencia de cientos de estudios falsificados, inventados, con variados sesgos, y como no, irreproducibles.

Los autores alertan también de las ultimas estrategias: “ensayos clínicos de no inferioridad”; comparaciones de nuevos fármacos con placebo (en lugar de con fármacos eficaces que ya existían); aprobación de medicamentos a los que se les exige ¡¡que no aumenten riesgos específicos!! ; aprobación “bajo circunstancias excepcionales” ; “autorización condicional”; “licencia adaptativa” …..todas ellos puestas en marcha lógicamente para incrementar en el menor tiempo posible las ganancias de Farmafia, rebajando los ya escasos mecanismos de control (a costa lógicamente de la salud de la población –recordemos los casos Vioxx, Mediator y tantos otros-).

Peligroso descenso a los infiernos, que  estamos seguros que solo será posible cortar con la concienciación de la población y la exclusión del ánimo de lucro en el tratamiento de la enfermedad,  no habrá caminos intermedios.

(2016-01-21) Catalunya, Parc Taulí: “No se garantiza la seguridad del paciente”

Ante la situación de “colapso” que sufren las Urgencias del Parc Taulí, coincidiendo con el pico de gripe, los trabajadores han comunicado a la dirección del hospital que “no serán responsables de las consecuencias del tipo penal”, que se derivan por culpa de la situación que sufren las urgencias.

En una carta, a la que ha tenido acceso Redacción Médica, se detallan las condiciones a las que están obligados a trabajar muchos trabajadores del Parc Taulí. “Es moralmente reprobable que los auxiliares de enfermería tengan que ofrecer barreños para orinar en mitad de los pasillos y se tenga que usar el box de asistencia crítica para cambiar los pañales”, denuncia la misiva.

Con esta carta los trabajadores consideran que “la empresa se da por informada y acepta la responsabilidad jurídica que pueda derivar de estas situaciones”. De esta manera, los profesionales buscan una protección legal ante cualquier reclamación exigida, porque “ya no se puede garantizar la seguridad de los pacientes”.

Fuentes del comité aseguran que está carta se remitió a la dirección del hospital a principios de año, a la que se le han ido sumando otras más para “exigir una solución inmediata a la dirección”, que parece no llegar.

Esta denuncia pone de manifiesto las condiciones de trabajo a las que están obligados a trabajar continuamente los trabajadores del Taulí, así como la asistencia de los pacientes en “los pasillos”, que incluso se han visto obligados a derivar pacientes a otros hospitales, como el General de Cataluña. La carta finaliza exigiendo “una solución” al departamento que dirige el consejero de Salud, Antoni Comín.

(2017-01-19) Mitos de la ciencia que no morirán: el cribado salva vidas para todos los tipos de cáncer

“Mientras seguimos dedicando ingentes recursos a pruebas y cribados que no demuestran que ahorran vidas, seguimos tapándonos los ojos ante las pruebas científicas que demuestran quienes son los productores de  muchas de las enfermedades crónicas”

Algunos mitos peligrosos, como el de que las vacunas provocan autismo o el de que el HIV no causa el SIDA, son objeto de una amplia difusión. Pero circulan por ahí otros muchos que provocan daños a las personas, absorben dinero, enfangan el emprendimiento científico o, simplemente, irritan a los científicos. En este artículo, Nature examina el origen y las repercusiones de cinco mitos contumaces.

Mito nº 1: la detección precoz salva vidas para todos los tipos de cáncer.
Si bien es cierto que la realización periódica de pruebas de detección es beneficiosa para los grupos con riesgo de contraer determinados cánceres, como los de pulmón, cuello del útero y colon, no todas las pruebas tienen esa misma utilidad. A pesar de ello, algunos pacientes y médicos son acérrimos defensores de pruebas ineficaces.

La creencia de que la detección precoz salva vidas se originó a principios del siglo XX, momento en el que los doctores observaron que obtenían sus mejores resultados cuando los tumores se detectaban y trataban inmediatamente después de la aparición de los síntomas. El paso lógico siguiente era suponer que cuanto antes se tratase un tumor, mayores serían las probabilidades de supervivencia. «Todos hemos aprendido, desde que no levantábamos un palmo del suelo, que la forma de hacer frente al cáncer es encontrarlo pronto y extirparlo», afirma Otis Brawley, Director médico de la American Cancer Society.

Pero las pruebas obtenidas tras amplios ensayos aleatorios para cánceres como los de tiroides, próstata y mama han puesto de manifiesto que la detección precoz no es un «salvavidas» tal y como suele proclamarse. Por ejemplo, un estudio Cochrane de cinco ensayos clínicos aleatorios controlados con un total de 341.342 participantes concluyó que la detección precoz no reducía significativamente las muertes por cáncer de próstata.

«La gente se imagina que el mero hecho de haber detectado un cáncer en una fase supuestamente temprana debe ser ventajoso. Pero eso no es así en absoluto», indica Anthony Miller de la Universidad de Toronto en Canadá. Miller dirigió el Estudio canadiense nacional de cribado del cáncer de mama, ejercicio en el que participaron a lo largo de 25 años 89.835 mujeres de edades comprendidas entre 40 y 59 años de edad y que concluyó que las mamografías anuales no reducían la mortalidad producida por ese cáncer. Ello se debe a que algunos tumores provocan la muerte con independencia de su detección y tratamiento. Al mismo tiempo, las prácticas de detección precoz agresivas tienen una cohorte de efectos perniciosos para la salud. Muchos cánceres crecen lentamente y no provocan daños si se dejan intactos, por lo que numerosos pacientes acaban siendo sometidos a tiroidectomías, mastectomías y prostatectomías inútiles. De forma que, a escala de la población, los beneficios (vidas salvadas) no superan los riesgos (vidas perdidas o truncadas por un tratamiento innecesario).

A pesar de ello, las personas a las que se les ha detectado y extirpado un cáncer probablemente sienten que se les ha salvado la vida, y estas experiencias personales contribuyen a mantener viva esta idea equivocada. Los oncólogos llevan constantemente a cabo debates sobre la edad u otros factores de riesgo que aconsejan un cribado periódico.

Esta concentración de la atención en las actuales pruebas de detección precoz tiene un coste para la investigación sobre el cáncer de mama, afirma Brawley. «Hemos pasado muchísimo tiempo discutiendo si debemos empezar a hacer las pruebas a los 40 años o a los 50 en lugar de exponer que necesitamos una prueba mejor», por ejemplo, una que detecte los tumores de rápido crecimiento y los distinga de los de crecimiento lento. Además, los métodos de diagnóstico actuales deben ser sometidos a rigurosas pruebas que demuestren que efectivamente salvan vidas, indica el epidemiólogo John Ioannidis del Centro de Investigación sobre Prevención de Stanford en California, cuyos informes de este año señalaron que muy pocas de las pruebas de cribado de 19 grandes enfermedades reducían, de hecho, su mortalidad.

El cambio de hábitos no será tarea fácil. Gilbert Welch, del Instituto Dartmouth de política sanitaria y práctica clínica de Lebanon, New Hampshire, asegura que la gente prefiere ser sometida a una prueba rápida cada pocos años en lugar de escuchar las recomendaciones sobre la necesidad de comer saludablemente y hacer ejercicio para evitar el cáncer. «Las pruebas de detección se han convertido, tanto para los médicos como para los pacientes, en una manera fácil de convencerse de que están haciendo algo positivo para su salud, pero su riesgo de contraer un cáncer no ha cambiado en absoluto».

Traducido por Jaime Campos para CAS

(2017-01-17) Cuando la investigación de las causas de enfermedad se convierte en molesta para las autoridades

Estudiantes de la Facultad de Ciencias Médicas de Rosario (Argentina) vienen participando en “campamentos sanitarios”, en los que realizan trabajo de campo para evaluar la morbimortalidad de diversas zonas rurales del país, muchas de ellas situadas en las zonas sojeras que son fumigadas habitualmente con el conocimiento de las autoridades sanitarias y políticas. En Argentina se fumiga con glifosato, endosulfan, azatrina, cipermetrina, clorpirifos, y 2,4 D entre otros. El 2,4 D es un exfoliante y componente del agente naranja utilizado en la guerra de Vietnam. La mayoría están prohibidos en muchos países del mundo por su alto grado de toxicidad.

Los estudiantes realizaron casi 100.000 encuestas entre población de las zonas fumigadas, confirmando un importantísimo incremento, de hasta diez veces más de lo habitual, de enfermedades y muertes no esperadas en condiciones normales en la zonas sojeras. Solo en 2012 se utilizaron 370 millones de litros de agroquímicos sobre 21 millones de hectáreas (el 60% de la superficie cultivada del país). Esto significó que, en una década, los casos de cáncer en niños y las malformaciones en recién nacidos aumentarán un 400 %.

El coordinador del equipo, el médico Damián Verzeñassi acudió recientemente a declarar como testigo en el Tribunal Internacional Monsanto en La Haya. A partir de ahí, se desataron las persecuciones por parte de las autoridades académicas, que llegaron a clausurar el acceso a la documentación reunida.

Hace más de 30 años que James Cowley reconocía que cuando un proyecto de promoción de la salud funciona, ataca los intereses de muchos grupos de presión, y se producen reacciones en su contra desde distintas agencias del poder. No parece que hayan cambiado mucho las cosas en sentido positivo, sino todo lo contrario.

En este caso, el simple estudio de las causas de la enfermedad y la muerte que están asolando las zonas sojeras, ha puesto en pie de guerra a las autoridades académicas argentinas, por lo que se ve, apéndices obedientes de las multinacionales del sector agrario, centrado en las exportaciones de productos transgénicos y en el dinero rápido, aunque sea a costa de destruir el agro argentino y la salud de sus pobladores.

Desconocemos si en el estado español, en alguna facultad de ciencias de la salud, los estudiantes realizan un trabajo de campo similar al de los estudiantes argentinos, pero nos tememos que no. En estas latitudes aun son una asignatura pendiente las actuaciones de promoción de la salud colectiva, ya que implicarían no solo denunciar la sobremortalidad existente en muchas zonas, sino tomar las medidas necesarias para reducirla, aunque implique actuar contra las industrias tóxicas, única forma de garantizar la salud colectiva y las necesidades básicas de la población al mismo tiempo. La auténtica promoción de la salud tiene que colisionar necesariamente con los poderes económicos.

(2017-01-17) ‘Boom’ de los seguros médicos privados (y de sus precios) a pesar de la crisis

Las aseguradoras de salud están de suerte. Su cartera de clientes aumentó en unas 500.000 personas en la categoría de prestación de servicios en plena crisis, pasando de 8,7 millones de afiliados en 2011 a 9,2 millones en 2015 (+5,9%). Y no ha parado de crecer en los últimos cinco ejercicios, con un repunte significativo en los seguros dentales individuales (+132%) —muchos de los cuales están incluidos en otros programas de salud más amplios— y seguros de empresa (+27,6%). Cada vez más compañías optan por ofrecer esta cobertura a sus empleados en España.

Las familias numerosas son las que más suelen recurrir a estos servicios, si bien casi el 19% de la población tiene seguro privado de prestaciones sanitarias. El repunte de la demanda no es la única conclusión que se extrae de las memorias anuales elaboradas por Unespa entre 2011 y 2015. Las 26 aseguradoras analizadas por esta patronal del sector aumentaron su recaudación un 21% en los últimos cinco años, hasta alcanzar los 7.287 millones de euros en 2015.

La demanda no solo se traduce en más afiliados que hace un lustro. “Los pacientes hoy recurren mucho más a su seguro por la afluencia de enfermedades crónicas que ya no son mortales, como la diabetes o los altos niveles de colesterol. En los últimos años, se han producido modificaciones importantes en el servicio que se presta porque la gente ahora quiere una cobertura más amplia. Por tanto, el producto es más caro”, explican fuentes del sector. A esto se suma el mayor coste de las tecnologías empleadas para tratar a los enfermos. “Antes te mandaban una simple radiografía para ciertos dolores y ahora encargan un TAC”.

De hecho, los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) corroboran que los seguros médicos se han encarecido un 24% entre noviembre de 2011 y noviembre de 2015. Si empezamos a contar desde antes de la crisis (2008), son la tercera categoría que más ha aumentado sus tarifas (casi un 48%), por detrás del tabaco (+74,6%) y los artículos de joyería (+54,4%). Desde Unespa, precisan que estas subidas están muy relacionadas con la evolución de los subcomponentes del IPC, como el instrumental médico o la tecnología.

Este periódico ha contactado con las principales aseguradoras de este país por tamaño, pero por ahora solo ha recibido información de Asisa. Fuentes de dicha compañía aseguran que las primas para los clientes ya asegurados han aumentado a un ritmo del 2,5% anual como consecuencia de “la incorporación de nuevas coberturas y por el aumento constante de los costes asistenciales”, si bien destacan que los precios de nueva contratación se mantienen estables “o incluso se han reducido en algunos casos”. Y aluden al crecimiento limitado del mercado, la entrada de nuevos competidores y el hecho de que cada vez haya más empresas que contratan seguros colectivos de salud para explicar estas caídas puntuales.

(2017-01-16) España vende sin receta fármacos prohibidos en Francia por considerarse peligrosos

“La tirotricina es un antibiótico de largo espectro, pero yo diría que no se vende. Personalmente, yo no lo prescribo”, afirma el doctor Carles Llor, médico de familia en el centro de salud Jaume I de Tarragona. Tuvo que ver por sí mismo la lista de medicamentos que contienen tirotricina en el registro español para darse cuenta de que sí, de que lo había recetado a pacientes, y de que era un principio activo común en las medicinas de atención primaria.

Pero no se necesita a un médico para conseguir fármacos que contengan tirotricina. En España, se pueden adquirir en cualquier farmacia sin receta médica. Pero en Francia su venta está prohibida desde 2005.

La pomada Cohortan rectal, por ejemplo, contiene tirotricina asociada con hidrocortisona. “Yo lo daba por la hidrocortisona, que es lo que hace el efecto para la indicación más común, que son las hemorroides”, explica el doctor Llor. Él es especialista en antibióticos. Ha colaborado en varias decenas de artículos sobre el tema, muchos de los cuales, precisamente, tratan sobre los problemas causados por el uso excesivo de este tipo de medicamentos. “Me siento defraudado”, reconoce el médico.

El Bucometasana, comprimido para chupar contra los dolores de la garganta, encierra este mismo antibiótico. Así como el spray Anginovag, la solución Denticelso o los comprimidos para chupar Utagar. Son sólo algunos de los medicamentos con tirotricina que se venden sin receta en España, según ha comprobado EL MUNDO investigando sobre la falta de coordinación en la regulación del mercado sanitario.

“Es un tema de revisión del mercado que probablemente hayan hecho otros países y no nosotros”, apuntan desde la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps). “Pero, hasta donde consta en este momento, no hemos tenido alertas”, añaden. La Aemps aporta, además, datos sobre el consumo del principio activo: entre 2013 y 2015 se administraron 21 envases a través del Sistema Nacional de Salud. Sin embargo, esta cifra sólo incluye aquellos medicamentos que han sido recetados por médicos y no tiene en cuenta los casos en los que la tirotricina aparece asociada con otro principio activo, como sucede en los ejemplos anteriormente citados.

Los antibióticos se usan contra las infecciones de bacterias. Pero no contra cualquiera. Cada antibiótico trata de forma específica un cierto tipo de bacterias, incluso los llamados “de amplio espectro”, que pueden luchar contra un gran número de microorganismos. Además, no sirven para nada en caso de que la infección sea causada por un virus. El problema, subraya el doctor Llor, es que el uso creciente de antibióticos provoca la aparición de “infecciones muy difíciles de gestionar”. “Hay pacientes que presentan infecciones urinarias multirresistentes: no sólo a los antibióticos de primera línea, sino también de segunda línea”, más potentes, ilustra el médico.

Por esa razón, la agencia de medicamentos francesa, antes llamada Afssaps, prohibió en 2005 los antibióticos en medicamentos locales, como pastillas, cremas o en spray. “No son útiles para la curación de esas infecciones, que son mayoritariamente de origen viral y de evolución espontánea favorable”, escribió Jean Marimbert, entonces director de la Afssaps, en un comunicado que explicaba esta decisión.

El análisis es compartido por Leonard Both, de la agencia de regulación de medicamentos británica, la MHRA, Radu Botgros y Marco Cavaleri, dos miembros de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA). “La eficacidad de los antibióticos tiene que ser preservada por todos los medios precisos, y se podría, por tanto, sostener que los antibióticos (en particular los orales) no deberían ser proporcionados sin receta”, escribieron en un artículo publicado en la revista Eurosuveillance en 2015.

La tirotricina aparece en este texto como el antibiótico que se vendía en más países europeos sin prescripción en 2012. Francia es una excepción en Europa. Italia, Portugal, Irlanda, Reino Unido, Luxemburgo, Suiza, Bélgica, Alemania, Austria y Lituania siguen vendiendo también pastillas o comprimidos para chupar que contienen tirotricina, según sus registros nacionales.

(2017-01-16) Estudio: las mamografías aumentan casi un 30% el sobrediagnóstico de cáncer de mama sin peligro de muerte

Se estudiaron mujeres de Dinamarca que vivían en zonas cubiertas por los programas de detección de cáncer de mama entre 1991 y 2010, que fueron comparadas con las que vivían en zonas que no ofrecían mamografías. Este amplio rango de años provoca algunas limitaciones en el estudio, puesto que la tecnología de detección de tumores ha variado de una década a otra.

Los investigadores compararon el tamaño de los tumores de mama diagnosticados en regiones de Dinamarca con y sin cribado en el mismo período de tiempo. Los tumores avanzados eran mayores de 20 mm, y los tumores no avanzados eran 20 mm o menores. A continuación, los investigadores estimaron el sobrediagnóstico de dos maneras. Compararon la incidencia de cáncer en mujeres de 50 a 84 años en áreas con y sin cribado y compararon las tendencias de mujeres de 35 a 49 años, de 50 a 69 años y de 70 a 84 años en áreas con y sin cribado.

El cribado mediante mamografía no se asoció con detectar el cáncer en estadios menos avanzados. Los investigadores estiman que entre un cuarto y un tercio de los tumores de mama diagnosticados en mujeres a quienes se les realizaron mamografía de detección fueron sobrediagnosticados. En otras palabras, estos tumores nunca habrían causado un problema de salud notable o llevado a la muerte.

Para muchas mujeres, la mamografía de cribado puede conducir a un diagnóstico de cáncer de mama basado en tumores que nunca se habrían notado o ser dañinos durante su vida. Estas mujeres son tratadas innecesariamente con terapias, incluyendo cirugía, radiación y quimioterapia, que tienen efectos adversos.

DIFUSIÓN EN EL BLOG: @tiricia34

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s