MÉXICO: REVUELTO

 

La planta de Ford en México se convierte en un ‘cementerio’ gracias a Trump

  • Muchos proveedores están alarmados por el riesgo que podría plantear la agenda del presidente electo de EE.UU. a toda la economía del país.

La abrupta decisión de Ford Motor de cancelar una planta de 1.600 millones de dólares en el centro de México asustó a una red de proveedores que habían apostado por un creciente número de clientes y que ahora están alarmados por el riesgo que podría plantear la agenda de Donald Trump a toda la economía del país

Muchos fabricantes de partes de automóviles habían comenzado a expandirse anticipándose a la planta de Ford en el estado de San Luis Potosí, donde la industria depende del sector de la automoción “fácilmente en un 70 por ciento”, dijo Julián Eaves, director de Preferred Compounding de México, productor estadounidense de compuestos de caucho que opera en el país. “Va a tener un enorme impacto en la comunidad local”, dijo Eaves, al estimar que las pérdidas económicas podrían sumar cientos o incluso miles de millones de dólares en los próximos cinco años.

Los responsables aún están haciendo los cálculos. La hemorragia podría ser sólo el comienzo de los problemas que afrontará México por las promesas de Trump de remodelar el comercio y devolver empleos a Estados Unidos cuando asuma la presidencia el 20 de enero. Ford atribuyó su decisión a una menor demanda de modelos compactos en Norteamérica, como los que planeaba fabricar en San Luis Potosí. Pero Trump había criticado a Ford desde hace meses por sus operaciones en México.

Trabajadores en la planta que Ford ha cancelado en San Luis Potosí , México
Trabajadores en la planta que Ford ha cancelado en San Luis Potosí , México (Staff / Reuters)

Trump aumentó la presión el jueves, amenazando con fijar aranceles a la automotriz japonesa Toyota Motor Corp por los coches que venderá a Estados Unidos producidos en una nueva planta en México, alimentando temores de una ofensiva total de su Gobierno contra la industria mexicana. El Gobierno de México rechazó el viernes cualquier intento de usar amenazas para influir en decisiones de inversión de empresas en el país, afirmando que quiere fomentar la competitividad de América del Norte. No mencionó a Trump ni a Toyota en su breve comunicado.

En cuestión de días, el anuncio de Ford convirtió el sitio donde se ubicaría la planta en una llanura estéril, muy alejada de su promesa económica. “Esto parece ya un cementerio”, dijo Fernando Rosales, un contratista de 28 años que se preparaba para abandonar el lugar. “Ya se murió, puro muerto aquí, ya nos vamos todos”, comentó. La cancelación de la planta de Ford también pone freno a los planes de las automotrices de Detroit de ensamblar vehículos compactos en México para reducir sus costes laborales, mientras utilizan mano de obra más cara en Estados Unidos para vehículos de mayor tamaño y precio más elevado.

Cerca del infausto sitio de Ford, otros importantes protagonistas de la industria automotriz mundial realizan de millonarias inversiones, incluyendo a General Motors, a quien Trump también ha criticado repetidamente por invertir en México. El fabricante alemán BMW construye una planta de 1.000 millones de dólares, y a pocos kilómetros del terreno de Ford, Goodyear Tire & Rubber prepara una planta de neumáticos con una inversión de 550 millones de dólares.

Anuncio de Ford dando la bienvenida  en el parque industrial de San Luis  Potosí
Anuncio de Ford dando la bienvenida en el parque industrial de San Luis Potosí (Staff / Reuters)

Las críticas contra México del presidente electo de Estados Unidos han mostrado cómo las compañías en la cadena de suministro están expuestas a los vaivenes de los fabricantes estadounidenses que están bajo presión para no llevar su producción fuera de su país. Las acciones de Kansas City Southern, uno de los mayores operadores de ferrocarriles en México, cayeron tras la noticia de la cancelación de Ford y bajaron un 3,3 por ciento desde la mañana del martes.

Entre 40 y 50 proveedores, principalmente extranjeros, estaban listos para llegar y abastecer a la planta de San Luis Potosí, dijo Sergio Resendez, de la firma inmobiliaria Colliers International. “Nos iba a catapultar”, dijo Gustavo Puente, secretario de Desarrollo Económico de San Luis Potosí, sobre la planta que Ford anunció originalmente en abril del año pasado. Ford le dijo que el plan se había cancelado aproximadamente una hora antes de que fuera público, explicó.

Entre 12 y 14 de los proveedores ya habían invertido dinero en la compra de tierras o firmado contratos con desarrolladores, dijo Resendez, aunque Puente sugirió que el número era menor. “Es un hueco muy, muy complicado (…) para los proveedores, pues dependiendo del grado en el que iban de avance, sí van a perder dinero porque ya habían hecho inversiones importantes”, dijo Resendez.

Duro golpe

En los terrenos donde se construía la planta de Ford, los trabajadores, abatidos, recogían materiales de construcción y se preparaban para partir. “Ahora sí, nos dio en toda la maceta”, dijo Rosalío Rocha, de 52 años, un trabajador de la construcción llegado de un pueblo cercano. “Por lo que se ve, sí va a seguir dando lata”, añadió refiriéndose a Trump.

Parte del terreno de 280 hectáreas ya había sido nivelado y la estructura de dos grandes edificios blancos resaltaba contra un oxidado fondo marrón y verde. Los trabajadores dijeron que habían escuchado que los planes para construir un parque industrial para los proveedores frente a la planta también se habían suspendido. Los desarrolladores del parque no estuvieron inmediatamente disponibles para comentarios.

El sector automotriz es uno de los pilares del auge industrial que México ha experimentado en el marco del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) firmado en 1994 con Estados Unidos y Canadá, acuerdo que Trump ha amenazado con tratar de renegociar o sacar a su país de él si no puede hacerlo. “Nos duele, nos duele porque somos socios comerciales, culturales, deportivos; somos socios de todo”, dijo Puente. “Nos duele que quieran, él, en una política, romper todos esos lazos”, añadió.  http://www.lavanguardia.com/

México: miles marchan contra aumento del precio de la gasolina

Las protestas contra el aumento del precio de la gasolina en México cumplían este sábado una semana con manifestaciones en distintas localidades del país, algunas de ellas con miles de personas pero sin incidentes mayores.

Varios cientos de personas marchaban al mediodía desde el turístico Paseo de la Reforma hacia el Zócalo (centro) de Ciudad de México para expresar su repudio al aumento del precio de los combustibles, que ha desatado una ola de protestas y algunos saqueos y actos vandálicos.

“¡No más gasolinazos!” y “!Fuera el gobierno!”, se leía en pancartas en medio de gritos como “¡el pueblo consciente, repudia al presidente!”.

El 1 de enero entraron en vigor aumentos de hasta el 20,1% del precio de la gasolina y de 16,5% del diésel, que desataron protestas desde el pasado domingo, algunas jornadas con saqueos a comercios que dejan pérdidas millonarias.

Las protestas han dejado hasta ahora tres muertos, uno de ellos un policía de la capital, y más de 1.500 detenidos en todo el país, según un balance del gobierno federal difundido la noche del viernes.

Otra manifestación de unas 200 personas en el Zócalo de la capital del país recorría la avenida que circunda la plaza central.

En la ciudad de Puebla, a unos 120 kilómetros de la capital, miles de personas se congregaron para marchar hasta el centro de la urbe.

“Soy un ama de casa común, pero salgo porque ya estoy harta”, dijo Ernestina Pantle, una mujer que se integró a la protesta con sus dos hijos.

La marcha transucurrió sin incidentes luego de que en días pasados se registraron saqueos de comercios, lo que llevó a vecinos de zonas populares a colocar barricadas para impedir el paso de posibles grupos vandálicos.

Otras marchas tenían lugar en distintos puntos del país, como en Guadalajara, donde más de 10.000 personas salieron a las calles con una gigantesca bandera mexicana en la vanguardia de la concentración.

Medios locales reportaron movilizaciones en el vecino estado de México, Chiapas, Guerrero (sur), Sonora (noroeste) y Tabasco.

Las concentraciones han transcurrido sin mayores incidentes, con los organizadores llamando a no permitir infiltrados ni grupos violentos.

En Morelia, capital del estado de Michoacán, medios de prensa reportan que policías frustraron un saqueo mientras que en Tijuana, fronteriza con San Diego, antimotines desalojaron con gases una protesta en instalaciones de la estatal Petróleos Mexicanos (Pemex).

Con la reforma energética promulgada en 2015, el presidente Enrique Peña Nieto prometió que bajarían los precios de los combustibles.

El presidente ha admitido que se trata de “un cambio difícil” pero lo justificó alegando que era necesario para mantener la estabilidad económica y financiar programas sociales. http://elcomercio.pe/

Los muertos por los saqueos y violencia en México tras el ‘gasolinazo’ suben a tres

Peña Nieto promete mano dura y la petrolera estatal advierte que peligra el suministro por los bloqueos a estaciones de servicio.

Al menos son tres ya los muertos en México en las violencias y los saqueos que han seguido a la subida del precio de los combustibles. Los dos últimos muertos se han producido en Veracruz, donde 15.000 tiendas cerraron su puertas el jueves y la principal zona turística quedó paralizada. En Monterrey, una manifestación de 10.000 personas acabó con daños en el palacio del Gobierno.

Veracruz, la principal región turística y portuaria del golfo de México ha amanecido el viernes paralizada, mientras se ha anunciado la llegada de 250 policías federales para contener los disturbios. En motocicletas, coches particulares y taxis, decenas de hombres y mujeres saquearon el jueves desde pequeños comercios a grandes almacenes. Dos presuntos saqueadores fueron asesinados a tiros.

En Monterrey, la manifestación contra el ‘gasolinazo’ degeneró en actos vandálicos cuando un grupo de jóvenes lanzó piedras y petardos contra los policías que vigilaban el palacio del gobierno estatal. Las piedras rompieron seis grandes vitrales históricos del inmueble.

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, ha prometido mano dura ante el agravamiento de las protestas por el alza de combustibles decretada a primero de año. “El Gobierno de la República no permitirá abusos de quienes al amparo de esta medida (la subida de precios) se excusan y cometen tropelías”, dijo el mandatario desde la residencia oficial de Los Pinos.

Desde el domingo se multitplican las manifestaciones y los bloqueos de estaciones de servicio en todo el país y están llevando el abastecimiento a una situación crítica en tres estados, según las petrolera estatal Pemex.

¡No al gasolinazo!, ¡Nosotros los pusimos, nosotros los quitamos! ¡Fuera los corruptos!”, son las consignas que repiten los manifestantes, entre los que hay transportistas, trabajadores de otros gremios, activistas y ciudadanos comunes.

El movimiento de protesta argumenta que el salario de los trabajadores no soportará el precio de las subidas -del 14% en el caso del diesel y del 20% en el el caso de la gasolina- ya que ello repercutirá en el precio de alimentos, medicamentos y otros bienes básicos.

Contra Peña Nieto

Las manifestaciones se convocan por las redes sociales y están dando forma a un nuevo movimiento de oposición al presidente Enrique Peña Nieto, que después de dos años en el poder vive su momento de más baja popularidad, con una desaprobación del 70%.

Las movilizaciones sacuden a 32 de las entidades federativas de México y el Grupo de gasolineras G500, que tiene 1800 estaciones de servicio, ha anunciado que cerrará los establecimientos amenazados por el vandalismo.

Pemex, a a su vez, ha advertido que los bloqueos a las terminales de abastecimiento y despacho afectan al suministro. La petrolera ha dicho que la situación es crítica en Chihuahua, Morelos y Durango.

Título despiece horizontal

Luis Videgaray, que como secretario de Hacienda de México y mano derecha del presidente Enrique Peña Nieto orquestó la polémica visita de Donald Trump al país en 2016, conducirá a partir de ahora la política exterior mexicana con el reto de construir una relación “constructiva” con el futuro Gobierno estadounidense. Videgaray fue designado este miércoles como nuevo secretario de Relaciones Exteriores en sustitución de Claudia Ruiz Massieu, tras presentar esta última su dimisión .

El político de 48 años ha sonado asimismo, durante buena parte de la actual gestión presidencial, como el delfín que Peña Nieto impulsará dentro del Partido Revolucionario Institucional (PRI) como su sucesor en la Presidencia de cara a las elecciones de 2018, posibilidad que ahora recobra verosimilitud. Videgaray dijo tener al frente una “oportunidad de vida maravillosa” y advirtió a sus nuevos subordinados que van a tener una tarea ardua en los próximos meses. “Vamos a trabajar mucho, hay mucho que hacer, hay muchas cosas buenas que hacer”, indicó.  http://www.elperiodico.com/ 

ANUNCIANTE CON NOSOTROS CONTACTA CON:@tiricia34, tiricia35@gmail.com,@GrupoA3J

DIFUSIÓN EN EL BLOG :  @tiricia34

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s