TODAS DEBEMOS HACER IGUAL

 

Ursula von der Leyen, en Arabia Saudí: «Yo no llevo velo»

La política alemana en Riad (Arabia Saudí), hace unos días

La ministra de Defensa alemana fue tajante sobre su indumentaria en su reciente visita.

Con traje de chaqueta azul oscuro con pantalón y con su pelo rubio, elegantemente jaspeado por algunas canas y peinado discretamente hacia atrás, ese es más o menos el uniforme de diario de la ministra alemana de Defensa, Ursula von der Leyen, y así se ha presentado esta semana en el palacio del Príncipe Heredero de Arabia Saudí, Mohammed Bin Salman al-Saud, durante una visita oficial. Los responsables de protocolo de la Embajada alemana en Riad habían repartido abayas por las habitaciones de hotel de las funcionarias y periodistas que acompañaban a la ministra, pero cuando consultaron si tenían que ponérselo, von der Leyen contestó que cada una debía decidir qué hacer y que por su parte sería aceptable cada opción. «Personalmente», dijo la ministra de 58 años de edad, «respeto por supuesto la cultura y las costumbres de los países a los que viajo y trato de adaptarme, pero en lo referente a la vestimenta hay un límite: yo no me cubro con velo y yo llevo pantalones».

A la ministra no le tosió nadie, pero al resto de las mujeres de la delegación se les insistió en la conveniencia de mantener la corrección por el bien del viaje oficial y se les pidió que se cubrieran al modo árabe, insistencia tras la cual Ursula von der Leyen sentenció que «ninguna mujer de mi delegación debe ser obligada a vestir abaya. Elegir su propia ropa es un derecho que asiste igualmente a los hombres y a las mujeres y me enfada que se las esté presionando en ese sentido». Algunas optaron por seguir los consejos de los diplomáticos y otras vistieron los mismos pantalones que en Berlín y que llevaban en la maleta. Punto. No consta protesta alguna por parte de la administración saudí ni la visita oficial parece haber fracasado.

Quizá alguien con menos experiencia hubiera cedido a los consejos de la Embajada, pero la ministra alemana de Defensa, nunca mejor dicho, tiene ya mucha mili. Ginecóloga de profesión, casada y madre de 7 hijos, ha sido anteriormente brillante titular del ministerio de Familia y de Trabajo. Se formó en el Colegio Europeo de Bruselas y en la actualidad es el político alemán más valorado por las mujeres de más de 50 años y una de las principales opciones democristianas para sustituir a Angela Merkel el día en que la eterna canciller decida marcharse. Su gesto ha sido muy aplaudido al volver a casa y está en completa consonancia con los deseos expresados por la jefa, que en el último congreso del partido al que las dos pertenecen, la CDU, se ha declarado a favor de una prohibición del velo integral en la administración alemana, en las escuelas y las universidades o ante los tribunales. Merkel reiteró que «el derecho alemán prevalece sobre la sharia» y defendió que «en la comunicación interpersonal, que juega un rol fundamental aquí, nosotros mostramos la cara». Cuando Merkel viaja a países árabes, por cierto, a nadie se le ha ocurrido sugerir que se cubra con un velo. http://www.abc.es/

ANUNCIANTE CON NOSOTROS CONTACTA CON:@tiricia34, tiricia35@gmail.com,@GrupoA3J

DIFUSIÓN EN EL BLOG :  @tiricia34

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s