ESPAÑA: PODEMOS,TÚ OPINAS.

 

Iglesias se hace autodonaciones para lograr que Hacienda le devuelva 3.000 € ganando 110.000

Pablo Iglesias utilizó un artificio para lograr que la declaración de la renta de 2014 le saliera a devolver: se desgravó las donaciones que dijo haber hecho a la entidad Con Mano Izquierda(CMI), que realiza el programa La Tuerka por el que cobró ese año como presentador y director. Así, unos ingresos que alcanzaron los 110.000 euros, pese a no tener hijos ni hipotecas, supuso que el fisco le devolviera 3.500 euros.

Iglesias, en el portal de la transparencia de Podemos, alardea de que cada mes donó 4.000 euros a la entidad que produce su programa televisivo, La Tuerka. Total, 24.000 euros supuestamente donados en ese ejercicio, ya que tomó posesión de su escaño en julio de 2014. Iglesias lo publicitó como un gesto de filantropía. No quería quedarse con los 8.000 euros brutos del Parlamento Europeo. Se reservó 2.200 euros netos.

Pero, en realidad, esa donación fue muy rentable para él: quedó como un político con desapego hacia el dinero, financió al programa del que cobraba y, por último, le sirvió para rebajar su carga tributaria. Iglesias, sin embargo, declaró al fisco haber donado sólo 6.300 euros en 2014. No podía desgravarse más porque tenía como tope el 10% de su base imponible, 63.000 euros.

A esto se suma que declaró 49.000 euros de ingresos por actividades económicas como autónomo —lo relativo a la producción de su programa de la Tuerka— pero registró unos gastos de 40.611 euros . Por tanto, toda esta labor extraparlamentaria se supone que sólo le dio un rendimiento de apenas 8.200 euros. La partida de deducciones para rebajar esos ingresos del Iglesias televisivo estaba nutrida por conceptos como alquiler, sus propias cotizaciones a la seguridad social, sueldos o salarios.

Por la parte de empleado, se supone que tuvo unos ingresos brutos de 58.000 euros por su puesto en Europa. Un concepto por el que sólo le retuvieron 1.200 euros, a pesar de que en su web declara que pagó impuestos por 10.572 euros.

Sorprendentemente, y pese a su abultado salario como eurodiputado, la mayor parte de sus retenciones vinieron de actividades económicas ajenas al Europarlamento.El resultado de esta suma de deducciones y retenciones de sus dos vías de ingresos es que tendría que haber pagado 8.000 euros al fisco.

Sin embargo, se le habían retenido ya 11.675 euros. A tenor de sus propios datos, Iglesias había pagado de más al fisco. De esta forma, el partidario de endurecer la presión fiscal logró que Hacienda le devolviera la diferencia. Curiosamente, y en contraste con sus propios principios al respecto de la religión, destinó el 0,7 de la cuota íntegra a la Iglesia Católica, si bien complementado con la casilla de los fines sociales. https://okdiario.com

Pablo Iglesias: “El Holocausto fue un mero problema burocrático”

De los creadores de “La caída del Muro de Berlín fue una mala noticia para todos” llega… “El Holocausto fue un mero problema burocrático”. Tras ambas afirmaciones se oculta una idéntica visión totalitaria del mundo y un mismo autor: el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias.

Iglesias escribió estas palabras el 28 de febrero de 2009 en su blog El gesto de Antígona, en el que venía publicando sus opiniones personales desde hacía cuatro años. OKDIARIO ha podido acceder a una copia backup íntegra de este blog, a pesar de que Iglesias lo borró de Internet en 2014, coincidiendo con la fundación de Podemos: justo cuando otros compañeros de partido comenzaron a limpiar sus cuentas de Twitter borrando mensajes que pudieran resultar inconvenientes para su nueva carrera política.

En la entrada titulada “El lector y el Holocausto”, Pablo Iglesias narra en primera persona el debate que tuvo con un profesor llamado Norman Radcliffe, sobre la película “The Reader” (2008), producida por Sydney Pollack. El film cuenta la relación entre un joven alemán y una mujer mayor que él, que años después será juzgada por crímenes contra la humanidad por haber trabajado como guardia de un campo de concentración nazi.

La “banalidad del mal”

Hablando en primera persona, Iglesias explica su discusión en los siguientes términos: “Preocupado por las implicaciones que tiene presentar el Holocausto como una monstruosidad enfrentada a la inteligencia y a los valores morales de la modernidad, espeté a Norman que el Holocausto fue fundamentalmente una decisión administrativa, un mero problema burocrático. Como podrán imaginarse, la cara de espanto de Norman y del resto de participantes en el debate me hicieron sentir la honda satisfacción narcisista del condenado a la hoguera que está convencido de tener razón… eppur si muove…”

Con esta reflexión, el actual líder de Podemos se hacía eco de las tesis del sociólogo Zigmunt Bauman y de la “banalidad del mal” planteada por la periodista alemana Hannah Arendt quien, tras asistir en Israel al juicio contra el jerarca nazi Adolf Eichmann, describió a los responsables de los campos de concentración como simples burócratas que se limitaban a cumplir órdenes.

Pero presentar el asesinato de seis millones de judíos en la cámaras de gas como “un mero problema burocrático”, despojado de cualquier juicio moral sobre uno de los mayores crímenes contra la humanidad de la historia, denota una enorme vileza y una preocupante visión totalitaria del actual líder de Podemos.

blog-pablo-iglesias-ok
Un fragmento del artículo que Pablo Iglesias dedicó al Holocausto en su blog.

Es más, en las 1604 palabras de su artículo, Pablo Iglesias no dedica ni una sola mención a las víctimas del genocidio judío: sólo dedica palabras de comprensión a sus verdugos. Y lo hace comparando a los actuales policías españoles con los agentes de las SS de Hitler.

“No hay tanta diferencia”, escribe Iglesias, “entre los policías que eficientemente detienen migrantes en nuestras metrópolis globales y los guardias de las SS. Ni los unos son comprometidos y honestos servidores de la ley, ni los otros eran monstruos terribles“.

A continuación, el líder de Podemos ejemplifica esta misma tesis en la figura de su abuelo, Manuel Iglesias Ramírez, del que ha hablado con frecuencia con admiración: “El Derecho no es más que la voluntad racionalizada de los vencedores. Mi abuelo, que presidió un tribunal militar de la República durante nuestra Guerra Civil, lo vivió en sus carnes cuando fue condenado a muerte por un tribunal franquista”, escribió en su blog.

El abuelo de Pablo Iglesias

No deja de ser significativo que, al escribir sobre los verdugos nazis, el fundador de Podemos acabara pensando en su propio abuelo. Efectivamente, durante la Guerra Civil, tras participar en varias sacas (es decir, cacerías contra civiles católicos o monárquicos) Manuel Iglesias Ramírez presidió un Tribunal Militar en Úbeda (Jaén), que dictó al menos nueve sentencias de muerte.

Lo llamativo es que al final la feroz dictadura de Franco se mostró más piadosa que el abuelo de Pablo Iglesias: tras condenarle a la pena capital por estos hechos, el Régimen le conmutó la sentencia por 30 años de prisión, de los que sólo cumplió cinco.

Una vez en libertad, logró colocarse como funcionario en el Ministerio de Trabajo que dirigía el falangista José Antonio Girón de Velasco. Estos datos históricos no encajan demasiado bien con el retrato del heroico “luchador antifascista” que el líder de Podemos suele hacer de su abuelo.

El artículo del blog borrado de Pablo Iglesias incluye también una interesante confesión: “Utilizar los términos fascismo y nazismo para definir las políticas migratorias de los Estados europeos o la política criminal del Estado de Israel sería banalizar el Fascismo y el Nazismo. No se me escapa que, a veces, la izquierda con la que me identifico pierde de vista el análisis de los procesos históricos cuando construye discursos que llaman alegremente fascista a todo adversario de derechas”.

El profesor Radcliffe no existe

“Para bien o para mal”, concluye, “las atrocidades espantosas cometidas en nombre del Comunismo, las bombas nucleares estadounidenses sobre Hiroshima y Nagasaki o la legalización de la tortura en Israel no reducen el horror político a la unidad”. Y es realmente llamativo que, en su artículo sobre el Holocausto, el líder de Podemos no haga ni una sola mención a las víctimas del Holocausto. En cambio, se refiere en dos ocasiones a “la política criminal de Israel” y en otra critica el poder de los lobbies “pro-sionistas” en Hollywood.

Y una última clave para interpretar el tono provocador del artículo de Iglesias. El profesor “Norman Radcliffe” con el que debate sus tesis sobre el genocidio judío no existe. En realidad, se trata del nombre de un personaje de la novela “Galíndez” de Manuel Vázquez Montalván, uno de los escritores favoritos de Pablo Iglesias. En la ficción, Radcliffe es un catedrático de la Universidad de Columbia que dirige la tesis doctoral de la protagonista de la novela.

Por tanto, todo indica que, en el artículo de Iglesias, el nombre de Norman Radcliffe es en realidad una alusión a su profesor de Ciencias Políticas Ramón Cotarelo, quien inicialmente alentó el nacimiento de Podemos y ha acabado tachando de “majaderos, inútiles y cursis” a sus dirigentes. https://okdiario.com

Podemos Andalucía no realiza donaciones a «organizaciones sociales» desde septiembre de 2015

El sobrante de salarios y dietas de sus diputados lleva quince meses destinándose exclusivamente a financiar el partido.

De la última nómina publicada, el 53,5% fue para pagar sus sueldos, el 21% para sus dietas y el 25,5% se lo quedó Podemos.

El Diario de Sesiones, la hemeroteca y las redes sociales recogerán para siempre las palabras de Teresa Rodríguez en un reciente debate celebrado en el Parlamento de Andalucía: «¿Qué hacemos en Podemos con las dietas? ¡Donarlas! Donarlas a organizaciones sociales», espetó a sus señorías la portavoz parlamentaria y coordinadora general de Podemos Andalucíamientras se llevaba la mano al pecho. Sin embargo, el portal de transparencia de su propio partido desacredita su discurso de manera rigurosa.

Pese a lo defendido por su portavoz en sede parlamentaria, ni la propia Teresa Rodríguez ni el resto de los diputados de Podemos Andalucía han donado a «organizaciones sociales» ni uno solo de los euros que han ingresado por su cargo público desde septiembre del año 2015, es decir, durante los últimos quince meses. Así se refleja en el propio portal web de la formación andaluza, que registra como última donación del sobrante de las dietas y sueldos del grupo parlamentario la realizada mediante un ingreso bancario hecho efectivo en enero de 2016 y por valor de 3.424,47 euros a la Asociación de Amigos del Pueblo Saharui de Sevilla [ver PDF; 5’2Mb]. Desde aquel septiembre, y tal y como han confirmado a ABC fuentes de Podemos Andalucía, las cantidades sobrantes de sueldos y dietas de sus parlamentarios se desvían en su totalidad a los fondos de tesorería del partido en Madrid, para que sea el equipo de Pablo Iglesias quien se encargue de su administración.

La última nómina mostrada, de julio de 2016

Así pues, el dinero sobrante del salario y las dietas percibidas por catorce de los quince miembros actuales de Podemos con escaño en el Parlamento -al margen queda la diputada Carmen Molina, perteneciente a la formación ecologista Equo y que no publica sus cuentas- se viene desviando a las arcas de la formación. Sirva como ejemplo este pasado mes de junio, cuando según los últimos datos reflejados en el portal de transparencia de Podemos, sus diputados andaluces ingresaron una suma cercana a los 73.500 euros entre sus salarios netos y sus indemnizaciones o dietas por manutención, alojamiento y desplazamientos.

Según los cálculos realizados por ABC, de tal cantidad los diputados de Podemos se quedan con un 53,58 por ciento como salario mientras que destinan casi un 21 por ciento a los gastos propios de su actividad parlamentaria, esto es, las dietas que justifican. Ello supone que pese a su compromiso electoral de limitar sus salarios y sus reiteradas quejas por las elevadas cuantías que el Parlamento destina a cubrir los gastos de sus señorías, la formación morada apenas deje un 25,52 por ciento para las «donaciones», que como ya se ha indicado, van a parar a la tesorería del partido desde que apenas seis meses después de su llegada a las Cinco Llagas la ejecutiva de Pablo Iglesias exigiera coordinar todas las donaciones de sus representantes autonómicos.

El reparto de los ingresos

Según ha podido conocer ABC a partir de lo publicado en el portal de transparencia de Podemos, desde abril de 2015 y hasta el pasado mes de julio sus representantes andaluces han ingresado libres de impuestos -sueldos netos y dietas exentas de tributación- una cifra aproximada de 950.000 euros, de los cuales el 60 por ciento se ha quedado en el bolsillo de los parlamentarios, el 20 por ciento se justifica como gastos derivados de la actividad pública, algo más del 14 por ciento se ha desviado a las arcas del partido y apenas a un cinco por ciento se habría donado a organizaciones sociales independientes.

Teresa Rodríguez
Teresa Rodríguez– EFE

En concreto, todas estas donaciones de carácter benéfico se realizaron en los seis primeros meses de su actividad parlamentaria y llegaron a suponer una suma de 45.404,15 euros. Entre las entidades beneficiarias de donaciones se encuentran la ONG de cooperación global Educo, que recibió 14.416,85 euros [ver PDF, 6’39 Mb.]; dos asociaciones deatención a personas sordas, con 4.680 euros cada una [ver PDF Aspansor, 6’20 Mb. | ver PDF Asprodes, 6’69 Mb.]; dos familias sin recursos de Almería que recibieron 2.340 euros cada una para pagar el tratamiento durante un curso escolar completo de sus hijos con necesidades de atención temprana [ver PDF, 16’5 Mb]; con 13.523,33 euros para la Comisión Española de Ayuda al Refugiado(CEAR) [ver PDF, 8’21 Mb.] y por último con la ya mencionada colaboración a la Asociación de Amigos del Pueblo Saharui de Sevilla que recibió la última de sus donaciones a organizaciones sociales, con un importe de 3.423,97 euros.

Así las cosas, las cantidades de dinero público que se desviaron fuera del partido aún cuando sí se hacían donaciones a entidades sociales apenas suponían un 12,5 por ciento de lo ingresado por los parlamentarios, que también entonces destinaban la mayoría de sus ingresos a sufragar sus dietas y engrosas sus cuentas personales o las de su partido. De este modo, entre abril y septiembre de 2015 el partido realizó aportaciones por valor de unos 45.400 euros cuando en ese período las nóminas de sus diputados llegaron a sumar casi 365.000 euros.

¿A qué se destinan las donaciones al partido?

En concreto, el desvío de fondos de origen público que de las cuentas corrientes personales de los cargos electos de Podemos se hacen hacia las arcas del partido se divide en dos, siendo la mitad de lo recibido para mantener su estructura interna (personal, asesores, sedes, materiales, etc…) mientras que la otra mitad se destina a financiar la denominada Fundación Impulsa, creada por Podemos para sustentar «proyectos innovadores con proyección social» y que necesariamente tienen que contar con el aval del partido.

Los proyectos que opten a ser financiados por Podemos necesitan del aval del partido a través del «Certificado Impulsa»

Las pretendidas donaciones de carácter solidario que Teresa Rodríguez defiende en la tribuna del Parlamento y en los platós de televisión se destinan, según recogen las bases de la última convocatoria de los proyectos Impulsa, a «proyectos desarrollados por los Círculos y promovidos por los Consejos Ciudadanos Municipales de Podemos que tengan como fin transformar el entorno más cercano (barrio, distrito o municipio) y fomentar la cultura política». Esto es, se destinan a crear una especie de red clientelar que supedite el uso último de los fondos que gestiona el partido a sus intereses.

Impulsa como red clientelar

Esto supone que en todos los casos en que se quiera recibir financiación de Podemos se tiene que contar previamente con el aval que a través del «Certificado Impulsa» conceden sus ejecutivas locales o sus círculos activos, quienes además tienen la obligación de tutelar la ejecución de los proyectos.

Entre los proyectos a financiar se incluye la creación y sustento de las denominadas «Moradas», que no son más que las sedes sociales y culturales de Podemos y que se autodefinen como «espacios que cuentan con un bar donde puedes comer y beber, asistir a representaciones culturales y actividades políticas o adquirir merchandising del partido».

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s