COLOMBIA LO VUELVE A INTENTAR

 

Colombia: sin otro plebiscito, gobierno y FARC firmarán nuevo acuerdo de paz este jueves

El Gobierno de Colombia y la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) anunciaron que firmarán un nuevo acuerdo de paz el próximo jueves 24 de noviembre en Bogotá.

El nuevo texto, fruto de semanas de negociaciones que terminaron hace 10 días en La Habana, sustituirá al acuerdo inicial alcanzado en septiembre y que fue rechazado por un estrecho margen por los electores colombianos en un plebiscito el 2 de octubre pasado.

Y aunque los líderes del “No” siguen sin apoyarlo, el mismo lo firmarán el presidente Santos y el máximo comandante de las FARC, Rodrigo Londoño Echeverry, “Timochenko”, quien llegó a Colombia procedente de Cuba, donde se han realizado las negociaciones.

En el caso de este nuevo acuerdo, las partes acordaron que será refrendado por el Congreso -para lo cual están buscando los procedimientos apropiados- y no con una nueva votación popular.

El nuevo acuerdo será enviado al congreso la próxima semana y se contempla la posibilidad de utilizar “fast-track” para su aprobación.

Rechazo del No

El documento, con el que se busca poner fin a medio siglo de conflicto interno, fue elaborado luego de un proceso de consultas realizadas por el gobierno del presidente Juan Manuel Santos con los opositores al acuerdo inicial, incluyendo al expresidente Álvaro Uribe, quien encabezó la campaña por el “No” en el plebiscito.

Tomando en cuenta algunas de las críticas de los opositores, la delegación del Gobierno regresó a la mesa de negociaciones con las FARC en La Habana, de donde surgió este nuevo texto.

Los negociadores del Gobierno se reunieron durante siete horas el lunes con los principales líderes del “No”, pero no lograron que estos le dieran el visto bueno al nuevo acuerdo.

El sector crítico afirma que el texto no avanza lo suficiente en las sanciones a los guerrilleros que cometieron abusos contra los derechos humanos.

Sin embargo, el presidente Juan Manuel Santos dijo que ya no hay más margen de negociación y que el nuevo acuerdo será presentado a consideración del Congreso, “donde están representadas desde la extrema izquierda hasta la extrema derecha”, en lugar de ser sometido al voto popular.

Tenemos la oportunidad única de cerrar este capítulo tan doloroso“, dijo Santos durante una alocución en televisión la noche del martes.

El mandatario reconoció que existen críticas sobre el acuerdo, pero dijo que su responsabilidad es proteger la vida de los colombianos, acabar con el conflicto armado y buscar la reconciliación en el país, para lo cual consideraba fundamental implementar el acuerdo a la brevedad posible. http://www.bbc.com/

El acuerdo de paz en Colombia se firmará el jueves y no habrá referéndum

El esperado acuerdo de paz en Colombia se ve más cerca después de que este martes se haya confirmado que la fecha de la firma será este jueves y que no tendrá que pasar por la aprobación de un referéndum. El presidente Juan Manuel Santos afirmó que será el Congreso de la República el que refrendará el nuevo acuerdo de paz con las FARC, porque es “la vía más conveniente”. “Después de escuchar todas las propuestas y alternativas, y de común acuerdo con las FARC, es claro que la vía más conveniente y legítima para refrendar este nuevo acuerdo es a través del Congreso de la República”, dijo el mandatario en una alocución en la Casa de Nariño, sede del ejecutivo. Las partes acordaron que el nuevo acuerdo será refrendado por el Congreso colombiano, para lo que están “precisando los procedimientos” que se van a utilizar con ese propósito. os que permitan superar tantos años de conflicto en Colombia”, puntualizaron las partes. El presidente ha lamentado que sectores que defendieron el “no” en el plebiscito del pasado 2 de octubre mantengan su oposición al nuevo acuerdo de paz, pero dejó la puerta abierta para llegar a nuevos consensos. “Desgraciadamente, algunos de los sectores más radicales del ‘no’ se siguen oponiendo al nuevo acuerdo, a pesar de sus claros e importantes cambios y ajustes. Lamento de veras esa posición”, dijo el jefe de Estado en una alocución al país. La firma, este jueves El Gobierno colombiano y la guerrilla de las FARC acordaron este martes que el próximo jueves firmarán en Bogotá el nuevo acuerdo de paz, concluido hace diez días en La Habana, que será refrendado por el Congreso. Las delegaciones, que se reunieron este martes en la capital colombiana, emitieron un comunicado conjunto en el que señalan que la nueva firma de la paz se hará en el Teatro Colón a las 11.00 hora local (16.00 GMT). “Las delegaciones del Gobierno Nacional y las FARC-EP hemos acordado firmar el Acuerdo Final para la Terminación del Conflicto y la Construcción de una Paz Estable y Duradera del 12 de noviembre, el próximo jueves 24 de noviembre a las 11.00 a.m. (16.00 GMT) en el Teatro Colón de Bogotá”, dice el comunicado. “La consolidación de la paz requiere que avancemos con paso firme hacia la implementación de los acuerdos”. Así las cosas, el acto del jueves estará encabezado por el presidente Santos y el máximo jefe guerrillero de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Rodrigo Londoño Echeverry, alias “Timochenko”, quien está desde el lunes en Bogotá junto con el resto de la cúpula de esa guerrilla. Más de medio siglo de conflicto Con la firma del nuevo acuerdo, Colombia pondrá fin a más de medio siglo de conflicto armado interno que causó al menos 220.000 muertos y más de siete millones de víctimas. El Gobierno y las FARC firmaron el pasado 26 de septiembre en Cartagena un primer acuerdo de paz tras casi cuatro años de negociación en La Habana. Sin embargo, el texto final fue rechazado por los colombianos en el plebiscito del 2 de octubre, lo que obligó a reabrir la negociación para incorporar propuestas de los promotores del “no” en esa consulta.
http://www.20minutos.es/

Uribe rechaza el nuevo acuerdo de paz entre el Gobierno y las FARC y pide un nuevo plebiscito

Los partidarios del ‘no’ creen que el nuevo pacto es solo “un retoque del rechazado por los ciudadanos”.

El proceso de paz en Colombia se ha convertido en un laberinto al que no se le atisba una salida clara. La oposición de Álvaro Uribe al nuevo acuerdo entre el Gobierno de Colombia y las FARC acentúa la polarización del país y complica el desarrollo de la implementación del texto, así como lograr un gran pacto nacional. El expresidente y los partidarios del ‘no’ que vencieron en el plebiscito del 2 de octubre consideran que el nuevo acuerdo “es apenas un retoque del rechazado por los ciudadanos”. Además, piden al Gobierno que celebre otro plebiscito para refrendarlo y no tramite el pacto con la guerrilla por el Congreso.

La respuesta de Uribe y los contrarios al proceso de paz, no por esperada, supone otro revés para el Gobierno y las FARC. Desde la victoria del ‘no’ en el plebiscito el equipo negociador del presidente, Juan Manuel Santos y la oposición se reunieron en 10 ocasiones. El Ejecutivo llevó a La Habana, sede de las negociaciones con la guerrilla durante cuatro años, un documento con las 400 propuestas de los líderes del ‘no’, muchas de las cuales fueron incorporadas en el texto anunciado el pasado 13 de noviembre. Este lunes, el primer encuentro después del nuevo pacto entre el Gobierno y los líderes del ‘no’ –una tensa reunión de más de siete horas- constató que las diferencias entre ambas partes son insalvables. El choque es frontal y no tiene visos de prosperar.

A través de un comunicado leído por el expresidente, los líderes del ‘no’ responsabilizan al Gobierno de “negar la posibilidad de este acuerdo nacional sobre temas sustanciales”. Para el hoy senador, se tienen que modificar asuntos relacionados con las sanciones a los guerrilleros -no especifica en qué términos-, “la no elegibilidad [de las FARC] mientras se cumplen penas” y “eliminar el narcotráfico como conexo al delito político”, entre otros aspectos. “El Gobierno nos ha dicho que estos temas no son revisables, sin estas reformas, el acuerdo es apenas un retoque del rechazado por los ciudadanos”, insistió Uribe, quien también reconoció al Gobierno que en algunos puntos sí hubo avances y otros temas podrían tener ajustes en el Congreso. El expresidente sugirió la posibilidad de reunirse con miembros de las FARC, aprovechando la presencia de estos en Bogotá para el inminente acto de la firma entre Santos y su líder, Rodrigo Londoño, alias Timochenko, que está previsto celebrarse esta semana, con día y lugar por concretar.

La reacción de Uribe no fue bien recibida por el Gobierno. El jefe del equipo negociador, Humberto de la Calle, que apenas ha levantado la voz durante todas las conversaciones ante las críticas del uribismo, se mostró visiblemente molesto al término del encuentro de lunes. De la Calle insistió en que la negociación es entre el Gobierno y las FARC: “En ningún momento, el presidente ni nadie del equipo negociador ofreció a los voceros del ‘no’ la posibilidad de revisar el acuerdo antes de su cierre”, recalcó, antes de lanzar un dardo a Uribe, al considerar que pasó demasiado tiempo –ocho días- desde que se conoció el acuerdo hasta que se sentaron a discutirlo. “Lamentablemente, por falta de respuesta de ellos, solo hasta el día de hoy [por el lunes] fue posible realizar este encuentro”, criticó De la Calle. El jefe negociador defendió que el nuevo texto incluye muchas de las observaciones hechas por los opositores a este proceso de paz, todas las posibles para lograr un acuerdo con las FARC. “Llegó la hora de avanzar”, zanjó De la Calle, quien recordó que el repunte del paramilitarismo y el asesinato de varios líderes sociales, así como la muerte de dos guerrilleros en un enfrentamiento con el Ejército, han evidenciado la “fragilidad del cese al fuego y un agravamiento de la violencia”. “Los colombianos no pueden seguir viviendo en la incertidumbre”, insistió.

La reunión del lunes entre negociadores del Gobierno y los líderes del ‘no’ fue de todo menos amigable. Al menos tres personas presentes, dos del lado del Gobierno y una de los contrarios al proceso de paz, coincide en que se vivieron momentos muy tensos. Los representantes del presidente, Juan Manuel Santos, insisten en que se ha llegado lo más lejos posible. De hecho, admiten que el nuevo acuerdo, con las modificaciones hechas a partir de las objeciones de los críticos, es mejor. Los partidarios del ‘no’, liderados por Uribe, que llevó la voz cantante de la reunión, lo consideran insuficiente. Son conscientes de que lograron algunos avances, como así lo hicieron saber, y por eso quieren más.

El problema es que un tercer actor, quizás el más importante, ha puesto un límite a las negociaciones. Las FARC no van a ceder más, como se lo hicieron saber a los representantes del Gobierno durante los días previos al anuncio del nuevo acuerdo el 12 de noviembre, cuando se vivieron momentos límite hasta el punto de que algún miembro de la dirección guerrillera llegó a decir: “Basta ya”.

El Gobierno defiende que se han incorporado algunas de las objeciones que se le hicieron al primer texto: se ha logrado que las FARC se comprometan a reparar a las víctimas y a hacer un inventario de sus bienes y activos detallado; se garantiza el derecho a la propiedad privada que tanto se había cuestionado y se ha aclarado las cuestiones sobre el enfoque de género que sublevaron a los ultraconservadores, entre otros temas. Llegados a este punto, el Gobierno, ante el desánimo de los que votaron ‘sí’ en el plebiscito y frente a la fragilidad del cese al fuego con las FARC y la necesidad de que estas comienzan a desmovilizarse y dejar las armas, pretende que la discusión continúe durante el proceso de implementación de los acuerdos en el Congreso. De hecho, la guerrilla no se ha cerrado en banda para reunirse con los representantes del ‘no’, incluido Uribe, pero supeditan que cualquier encuentro se dé después de la firma del acuerdo, prevista para estos días. “Eso no permitiría modificar aspectos fundamentales para el presente y futuro de nuestra democracia”, critican los líderes del ‘no’, que pretenden modificar aspectos que para la guerrilla son tabú como la elegibilidad política o que el pago de sus condenas se haga en una suerte de colonia agrícola. Aspectos, en definitiva, que harían volar por los aires el acuerdo que pone fin a más de 52 años de guerra. El embudo es monumental. http://internacional.elpais.com/

Santos anunció nuevo mecanismo para refrendar el acuerdo de paz

Juan Manuel Santos, presidente de Colombia, explpuso en alocución pública que el mecanismo con el cual se refrendará el nuevo acuerdo de paz entre el Gobierno y la guerrilla de las Farc, el cual será firmado este jueves 24 de noviembre en Bogotá, será una consulta en el Congreso de la República debido a que éste representa a todos los ciudadanos, regiones y corrientes políticas del país.

Así lo explicó el propio mandatario:

“El Congreso, por su naturaleza misma, cuenta con la legitimidad del voto nacional y representa a todos los departamentos del país…Por eso, después de escuchar todas las alternativas y de común acuerdo con las Farc, es claro que la vía más conveniente y legítima para refrendar este nuevo acuerdo de paz es a través del Congreso de la República, en donde están representadas todas las corrientes visiones y opciones políticas del país, desde la extrema izquierda hasta la extrema derecha y así voy a proceder”. http://www.colombia.com/ 

Uribe: “La refrendación del acuerdo de paz debe ser popular”

Álvaro Uribe Vélez expresó su malestar porque según él en el nuevo acuerdo de paz con la guerrilla de las Farc “hay temas graves que no se modificaron” y porque considera que la refrendación no la debería hacer el Congreso, como lo indicó el presidente Juan Manuel Santos, sino que debe ser el pueblo a través de otro plebiscito, según dejó entender.

Te puede interesar: Santos anunció el nuevo mecanismo para refrendar el acuerdo de paz

Al respecto, el propio Uribe explicó su postura: “Nosotros hemos dicho, según la palabra que empeñó el Presidente de la República, de acuerdo con la Corte Constitucional, que se debe acudir a la refrendación popular, bien sea de todo el acuerdo o de esos temas sensibles sobre los cuales no hay acuerdo”.

El nuevo acuerdo de paz entre el Gobierno y las Farc se firmará este jueves 22 de noviembre en Bogotá. http://www.colombia.com/

ANUNCIANTE CON NOSOTROS CONTACTA CON:@tiricia34, tiricia35@gmail.com,@GrupoA3J

DIFUSIÓN EN EL BLOG : Leticia Durán @tiricia34

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s