TRADICIÓN: DÍA DE TODOS LOS SANTOS EN MÉXICO

 

¿Cómo se celebra el día de todos los Santos en México?

La celebración del día de todos los Santos o Día de Muertos en México se celebra principalmente con la elaboración de coloridos altares, adornados con calaveritas de azúcar, comida y ofrendas en honor a los difuntos. Se trata de una de las festividades más representativas de la cultura mexicana y está arraigada a los pueblos mesoamericanos.

En México, la creencia popular de que las almas de los difuntos regresan a la Tierra durante el Día de Muertos hace que las personas coloquen ofrendas para recibirlas. También se suele visitar cementerios y colocar velas sobre las tumbas, para iluminar el camino de las ánimas en su regreso a casa. En algunos lugares, incluso, se acostumbra llevar grupos musicales y mariachis que interpretan las canciones favoritas de los difuntos.

Otra de las tradiciones mexicanas del Día de Muertos son las llamadas “calaveritas literarias“. Estas son versos rimados que ironizan situaciones de personajes populares usando el tema de la muerte con una intención humorística. En los hogares mexicanos también se acostumbra comer platillos típicos, dulces y “pan de muerto”, haciendo de esta una tradición muy familiar.

Fuente: starmedia.com

DÍA DE LOS MUERTOS.

El Día de Muertos es una celebración mexicana que honra a los ancestros durante el 2 de noviembre, coincidiendo con la celebración católica del Día de los Fieles Difuntos. Aunque se ve primariamente como una festividad mexicana, también se celebra en muchas comunidades de los Estados Unidos donde existe una gran población México-americana, y en una menor medida también se celebra en algunas partes de Latinoamérica.

A pesar de ser un tema morboso, esta festividad se celebra alegremente, y aunque ocurre en fechas cercanas al Día de Todos Los Santos, y al Día de todas las Almas, en lugar de sentirse temerosos de espíritus malévolos, el humor en el día de los muertos es mucho más relajado, similar al Halloween, con un mayor énfasis en la celebración, pero honrando las vidas de los difuntos.

Los orígenes de la celebración del Día de Muertos en México, pueden ser trazados hasta la epoca de los indígenas de Mesoamérica, tales como los Aztecas, Mayas, Purepechas, Nahuas y Totonacas. Los rituales que celebran las vidas de los ancestros se realizaron por estas civilizaciones por lo menos durante los últimos 3,000 años. En la era prehispánica era común la práctica de conservar los cráneos como trofeos y mostrarlos durante los rituales que simbolizaban la muerte y el renacimiento.

El festival que se convirtió en el Día de Muertos cayó en el noveno el mes del calendario solar azteca, cerca del inicio de agosto, y era celebrado durante un mes completo. Las festividades eran presididas por el dios Mictecacihuatl, conocido como la “Dama de la muerte” (actualmente corresponde con “la Catrina”). Las festividades eran dedicadas a la celebración de los niños y las vidas de parientes fallecidos

Cuando los conquistadores españoles llegaron a América en el siglo XV, ellos estuvieron aterrados por las practicas paganas de los indígenas, y en un intento de convertir a los nativos americanos al catolicismo movieron el festival hacia fechas en el inicio de noviembre para que coincidiesen con las festividades católicas del Día de todos los Santos y Todas las Almas. El Día de Todos los Santos es un día después de Halloween, donde este último fue también un ritual pagano de Samhain, el día céltico del banquete de los muertos. Los españoles combinaron las costumbres de Halloween con el festival similar mesoamericano, creando de este modo el Día de Muertos.

Cercana a esta celebración se encuentra el Día de Todos Los Santos, Día de Todos Los Santos, fiesta religiosa que se celebra en muchos países de tradición cristiana. En los países de tradición católica, se celebra el 1 de noviembre; mientras que en la Iglesia Ortodoxa se celebra el primer domingo después del Pentecostés. En ella se veneran a todos los santos que no tienen una fiesta propia en el calendario eclesial. Por tradición es un día feriado no laborable.

Existen versiones que señalan que esta fecha fue establecida como una respuesta ante la celebración pagana del 31 de octubre. Pero estas versiones no resultan muy sólidas por cuanto la celebración del “Halloween” o “día de las brujas” es una festividad proveniente de los Estados Unidos de América. En España, dentro de la tradición católica se realiza una visita donde yacen los seres queridos. En Cataluña se celebra la denominada castanyada en la que se comen boniatos, castañas y panellets. En México se hacen ofrendas para agasajar a los fallecidos y celebrar esos dos días, que se quitan el día 2 por la noche, pudiéndose consumir en ese momento.

Se cree que las almas de niños regresan día primero de noviembre, y las almas de los adultos regresan en día 2 de noviembre. Uno de los símbolos comunes del día de muertos son las calacas; son cráneos que los celebrantes representan con mascaras. Las calaveras de dulce, tienen inscritos los nombres de los difuntos (o en algunos casos de personas vivas en forma de bromas) en la frente, son consumidas por parientes o amigos. Otros platillos especiales del Día de Muertos incluyen al Pan de Muertos, un panecillo dulce hecho a base de huevo que se hornea en diferentes figuras, desde simples formas redondas, cráneos y conejos.

Otra importante forma que toma esta celebración son las famosas litografías (támbien llamadas frecuentemente “calaveras”), que constan de versos donde la Catrina (la muerte) bromea con personajes de la vida real, haciendo alusión sobre alguna característica peculiar de la persona en cuestión, y finalizando con frases donde se expone que se lo llevara a la tumba. En la actualidad es común ver litografías en los principales diarios de México, donde se hacen parodias de personajes políticos junto con la catrina en fechas cercanas al 2 de noviembre.

Los planes para el festival se hacen en el transcurso del año, incluyendo el acopio de las ofrendas que serán expuestas para los muertos. Durante el período del 1 al 2 de noviembre las familias normalmente limpian y decoran las tumbas con coloridas coronas de flores (de rosas, girasoles, etc.), las cuales se cree atraen las almas de los muertos.

En el caso de que no se pueda visitar la tumba (ya sea por que ya no existe la tumba del difunto, o porque la familia esta muy lejos para ir a visitarla) también se elaboran detallados altares en las casas, donde se ponen las ofrendas, que pueden ser platillos de comida, el pan de muertos, vasos de agua, mezcal, tequila, pulque o atole, e incluso juguetes para las almas de los niños. Todo esto se coloca junto a retratos de los difuntos rodeados de veladoras.

Día de Muertos en la ficción

La novela Bajo el volcán, de Malcolm Lowry toma lugar en México durante este día.
La trama de la película Macario (1959), protagonizada por Ignacio López Tarso se da lugar durante la víspera de un Día de Muertos.
En el juego de computadora Tim Schafer (1998), el personaje Grim Fandango vive aventuras durante este día e incluye muchas alusiones a la celebración. De hecho el titulo original del juego era “Deeds of the Dead” (Voluntad de los muertos).
En el clímax de la película Érase una vez en México se ubica en medio de un desfile durante el Día de Muertos.
La novela Days Of The Dead de Barbara Hambly se da lugar un Día de muertos en 1835. http://diadelosmuertos.yaia.com/

DIA DE TODOS LOS SANTOS EN MEXICO – 1 DE NOVIEMBRE

El Día de Todos Los Santos es una solemnidad cristiana instituida en honor de Todos los Santos, conocidos y desconocidos, según el papa Urbano IV, para compensar cualquier falta a las fiestas de los santos durante el año por parte de los fieles.

En los países de tradición católica, se celebra el 1 de noviembre; mientras que en la Iglesia Ortodoxa se celebra el primer domingo después de Pentecostés; aunque también la celebran las Iglesias Anglicana y Luterana. En ella se venera a todos los santos que no tienen una fiesta propia en el calendario litúrgico. Por tradición es un día feriado no laborable

Historia

La Iglesia Primitiva acostumbraba celebrar el aniversario de la muerte de un mártir en el lugar del martirio. Frecuentemente los grupos de mártires morían el mismo día, lo cual condujo naturalmente a una celebración común. En la persecución de Diocleciano el número de mártires llego a ser tan grande que no se podía separar un día para asignársela. Pero la Iglesia, sintiendo que cada mártir debería ser venerado, señalo un día en común para todos. La primera muestra de ello se remonta a Antioquia en el Domingo antes de Pentecostés.

También se menciona lo de un día en común en un sermón de San Efrén el Sirio en 373. En un principio solo los mártires y San Juan Bautista eran honrados por un día especial. Otros santos se fueran asignando gradualmente, y se incrementó cuando el proceso regular de canonización fue establecido; aún, a principios de 411 había en el Calendario Caldean una “Commemoratio Confessorum” para el viernes de los cristianos orientales. En la Iglesia de Occidente el papa Bonifacio IV, entre el 609 y 610, consagro el Panteón en Roma a la Santísima Virgen y a todos los mártires, dándole un aniversario.

Gregorio III (731-741) consagró una capilla en la Basílica de San Pedro a todos los Santos y arregló el aniversario para el 1 de noviembre. La basílica de los Apóstoles que ya existía en Roma, ahora su dedicación seria recordada anualmente el 1 de Mayo. Gregorio IV extendió la celebración del 1 de Noviembre a toda la Iglesia, a mediados del siglo IX. La vigilia parece haber sido llevada a cabo antes que la misma fiesta. Y la octava fue adicionada por Sixto IV en el siglo XV.

Esta vigilia, resultó sin embargo, coincidir con la celebración pagana de Samhain el 31 de octubre, ahora llamado Halloween (nombre que proviene de la frase “All hallow’s Eve” o “Víspera de Todos los Santos” entre los anglosajones), que marcaba el final del año celta. En esta fecha se celebraba entre los antiguos, la apertura dimensional entre el mundo tangible y el mundo de las tinieblas. Y que no tiene que ver con la fiesta cristiana de Todos los Santos.

Celebración
Cartel de Tosantos en Cádiz, España, de 2005. En esta ciudad andaluza es tradicional el disfrazar cada 31 de Octubre los productos de los mercados: frutas, verduras, cochinillos, pescados, gallinas, etc.

* En España, dentro de la tradición católica, se realiza una visita a donde yacen los seres queridos. Es el día del año en que más flores se venden.
o En Cádiz se celebra el 31 de octubre los Tosantos, disfrazando a los conejos, puercos y gallinas de los mercados de la ciudad; también se hacen muñecos con frutas, verduras y frutos secos que reflejan de modo crítico y humorístico la realidad social del año.
o En Ceuta es el Día de la Mochila, la gente sale al campo portando una mochila de frutas y frutos secos con la que pasa el día.
o En Galicia se celebra el Magosto.
o En Cataluña se celebra la denominada castañada en la que se comen boniatos al horno, castañas y unos dulces especiales para este día llamados panellets.
o En Cocentaina (Alicante) se celebra la “fira de tots sants” o feria de todos los santos. Una licencia de mercado concedida por el rey de Aragón Pere IV el Cerimonios la convierte en una de las ferias de productos más antiguas e importantes de España.
o En Extremadura, se va de gira al campo a merendar la chaquetía.
o En la dehesa de Guadix se comen pestiños y boniatos, en Jaén, buñuelos, y en el resto de España huesos de santo.
* En México, donde se conjuga con el 2 de noviembre el cual se festeja el día de los muertos, se hacen ofrendas en las tumbas para dar a los fallecidos generalmente comida, bebidas ,flores y cosas que les gusten, que se quitan el día 2 por la noche, permitiendo de esa manera, que los fallecidos disfruten la noche del primero de Noviembre de sus ofrendas. Las ciudades en las cuales existe una mayor tradición acerca de estas celebraciones son Pátzcuaro, Janitzio, Tzintzuntzan, así como en el Distrito Federal en el panteón de Mixquic, entre otras.
* En Guatemala, se realizan visitas a los cementerios dejando usualmente flores y a veces comida a los difuntos, se vuelvan Barriletes Gigantes en Sumpango y Santiago Sacatepequez y se degusta el platillo del Fiambre (Combinación de embutidos y verduras, con color morado).
* En Bolivia, se celebra cada 2 de noviembre luego de la celebración, el día anterior, del Día de Todos los Difuntos. Es tradición recibir a los muertos al mediodía del 1 de noviembre con una mesa ceremonial donde se “recibe” al difunto con comida y bebidas, generalmente que fueron de su gusto. Se cree que los difuntos se quedan entre nosotros desde el mediodía del 1 de noviembre hasta el mediodía del día siguiente. En ambos días se realizan visitas a los cementerios donde se espera también a los difuntos con flores y comida. Es feriado nacional en Bolivia sólo el día 2 de noviembre. http://www.sitesmexico.com/ 

Día de Todos los Santos y Difuntos: las costumbres fuera de España

El Día de Todos los Santos y el Día de Difuntos tienen gran arraigo en España. El 1 y el 2 de noviembre, los cementerios de todo el país se llenan de gente que acude en masa a honrar a sus seres queridos. Y esto incluye lustrar las lápidas y adornar las tumbas con grandes ramos de flores.

Nuestro objetivo, como el de otros países tipo Francia o incluso Venezuela, es adornar los camposantos. ¿Pero qué pasa en el resto del mundo? Repasamos algunas de las tradiciones que se llevan a cabo en otros rincones del planeta. De México a Filipinas.

LAS CALAVERITAS DE MÉXICO

El 1 y 2 de noviembre son los días más importantes en el calendario mexicanos. Porque esos días se honra en clave de fiesta a los que ya se han ido. Los niños primero (el 1) y después los adultos (2). Para celebrar esta fecha se preparan múltiples postres. Uno de ellos es el pan de muerto, hecho con levadura, aunque el más importante son los cráneos hechos de azúcar para regalar a los amigos. Pero dentro de la tradición mexicana destacan las calaveritas, antes llamadas panteones. Son versos escritos por la gente y que narran de forma graciosa el encuentro con la Muerte de amigos o personajes de la política.

COMER EN EL CEMENTERIO

El Día de Difuntos se considera un día de fiesta en muchos países del mundo, especialmente en latinoamérica. En Perú, por ejemplo, se acude al camposanto para disfrutar de comida (piezas de pan y chicha morada) y bebida (cerveza) alrededor de las lápidas de los seres queridos. Y en Ecuador, algunas comunidades indígenas, comen sobre la tumba del fallecido.

También en Filipinas se honra a los fallecidos de una forma similar. Los cementerios se adornan con flores y cirios y los familiares de los muertos comen, beben y hasta juegan al póquer en torno a sus tumbas.

CANCIONES EN EL CEMENTERIOS

No, no es música triste la que suena en los cementerios de países como México o Perú en el Día de Difuntos. Los familiares y amigos del finado acuden a visitarlo y, guitarra en mano, les dedican alegres canciones para animar el ambiente. En México llegan a ir Mariachis o tríos y en Perú las citas son como las del vídeo.

En España la tradición está a punto de importarse porque la ONG Alianza por la Solidaridad ha lanzado la campaña Cantaré sobre tu tumba (versionando el título de la canción de Siniestro Total) para promover las herencias solidarias. La organización se ofrece visitarte en el Día de Todos los Santos y cantarte tu canción favorita si los incluyes en tu legado.

MINIALTARES

Esta costumbre es habitual en Perú y México, los países latinoamericanos donde más se vive el Día de todos los Santos y el Día de Difuntos. Basándose en la creencia de que en esta fecha las almas regresan a casa, los peruanos, especialmente de las zonas rurales, crean pequeños altares para los difuntos que regresan. Estos altares suelen tener elementos significativos para los personas honradas así como una foto de las mismas, velas, flores y sus alimentos favoritos. Los altares se exponen en las casas durante la noche y al día siguiente se llevan a los cementerios.

VELAS Y CALLES VACÍAS

Zaduszki es el nombre que recibe la fiesta que se celebra en los países eslavos como Polonia. Aquí los cementerios se iluminan con miles de velas, representando una imagen única. En estos días (1 y 2 de noviembre) se cocinan platos típicos y se tienen costumbres arraigadas. La tradición manda irse a la cama pronto sin recoger la mesa para no distraer a los muertos de la celebración de su día de fiesta. Tampoco se podía salir a la calle y sacar la basura y los perros deben quedarse atados. También se prohibía blanquear el horno o las paredes de la casa para no rociar a los muertos con arcilla y cal. Estas costumbres se dan en otros países eslavos como Serbia, Eslovenia y Eslovaquia.

DORMIR EN EL CEMENTERIO

Esta es una costumbre arraigada en buena parte del territorio nicaragüense. La gente acude a pasar la noche a los camposantos y dormir junto a sus seres queridos. Les acompañan velas y flores que decoran los espacios. http://www.huffingtonpost.es/

DIFUSIÓN EN EL BLOG: LETICIA DURÁN @tiricia34

ANUNCIANTE CON NOSOTROS CONTACTA CON:@tiricia34, tiricia35@gmail.com,@GrupoA3J

DíaDía

de los Muertos dDía de los Muertose los Muertos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s