BANKIA EL GRAN ENGAÑO

El Banco de España sabía que Bankia era inviable antes de salir a bolsa.

La cúpula de Bankia, con Rato en el centro, en el acto de salida a bolsa. - DAVID CASTRO

Un inspector advirtió de que la operación acabaría cargando las pérdidas a los contribuyentes:

El Banco de España sabía que Bankia era inviable cuando salió a bolsa en julio del 2011. Así se lo advirtió en al menos hasta cuatro ocasiones en abril y mayo de aquel año José Antonio Casaus, entonces jefe de inspección del grupo BFA-Bankia, a su superior, Pedro Comín, que ahora ocupa el cargo de director general adjunto del supervisor. Su testimonio pone en evidencia la versión del entonces gobernador, Miguel Ángel Fernandez Ordóñez. “Con la información que tenía el supervisor, Bankia era viable y es evidente que después dejó de serlo” debido a una imprevisible “segunda recesión” y a que “el Gobierno (de Rajoy) aterrorizó a los mercados”, aseguró a comienzos de año en declaraciones a El País.

Casaus, sin embargo, alertó a sus superiores que el grupo “no era viable”, según testificó a principios de septiembre ante el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu, que investiga la salida a bolsa del banco.

El inspector del Banco de España José Antonio Casaus era partidario de sacar a bolsa el Grupo BFA-Bankia como una sola entidad, por el riesgo de pérdidas para contribuyentes y accionistas, por delante de la opción que se impuso y que se veía como una “bombona de oxigeno”, separar a Bankia de su matriz BFA.

Así consta en cuatro correos a los que ha tenido acceso EFE, remitidos por el organismo al juez que investiga la operación y fechados los días 8 y 14 de abril y 10 y 16 de mayo del 2011, apenas dos meses antes de la salida a bolsa, que tuvo lugar en julio de ese año. En ellos, Casaus aconsejaba la salida a bolsa como banco único pero no como banco doble, lo que en su opinión sería “el primer paso para la nacionalización de las pérdidas, algo injusto”.

Por el contrario, de hacerse como un banco único no hubiera provocado pérdidas ni para los accionistas ni para los contribuyentes, explica, aunque la alternativa preferida era en aquel momento que un banco, “preferiblemente extranjero”, se hubiera hecho con la entidad.

EL INFORME

En una carta que acompaña a los correos, Casaus precisa que en todo momento, en su declaración ante el juez, al referirse al Grupo Bankia o a Bankia a secas se refería al Grupo BFA-Bankia, que era el objeto de su análisis. En los mensajes, Casaus señala que el Grupo BFA-Bankia no es viable “a medio plazo una estructura como la que tiene”, a no ser que se produjera la toma de control por parte de una banco, “preferiblemente extranjero, que pueda convencer al mercado de que puede afrontar 120.000 millones de euros de financiación mayorista”. De ese modo, prosigue, no perdería nadie, “ni el contribuyente ni el accionista”, pero en caso contrario, de no ser posible encontrar una entidad financiera que se hiciese con el grupo, la recomendación era la salida a bolsa pero como un banco único, y no con la estructura de doble banco, que fue la que finalmente se impuso.

NACIONALIZACIÓN DE LAS PÉRDIDAS

La salida a bolsa con un banco doble “es el primer paso para la nacionalización de las pérdidas, algo injusto y contrario” al mandato recibido. La entidad, según Casaus, mostraba una débil capacidad de generar recursos, y su viabilidad era cuestionable por los “graves y crecientes problemas de rentabilidad, liquidez y solvencia”, además de por un gobierno interno “mejorable con unos gestores desalineados entre sí y desacreditados ante el mercado, por su marcado perfil político”. En concreto, menciona la “cuestionable honradez de los gestores, que en 2009 se llevaron un bonus superior al que les correspondía”, así como “la falta de sintonía entre el presidente y el vicepresidente” y la “debilísima y decreciente capacidad para generar resultados de forma recurrente”.

PROVISIONES

Sin embargo, en los correos no se pone en cuestión en ningún momento la existencia de provisiones suficientes para hacer frente a deterioros en el momento de la salida a bolsa, un asunto que ha centrado buena parte de las declaraciones a lo largo de la fase de instrucción del caso. Durante su declaración como testigo ante el juez, a comienzos de septiembre, Casaus ya señaló que el Grupo era inviable pero admitió que sí contaba con las provisiones necesarias.

Las misivas se suman a la documentación que el Banco de España ha remitido al titular del juzgado central de instrucción nº 4 de Madrid, Fernando Andreu, a petición de éste, que incluía correos electrónicos y conclusiones que de ‘manera informal y flexible’ fueran elevadas a la jefatura por el equipo inspector.

Entre esos documentos no figuraban los cuatro correos remitidos ahora por el organismo, por lo que la Confederación Intersindical de Crédito (CIC), que ejerce la acusación popular, instó al magistrado a pedirlos. http://www.elperiodicodearagon.com/

El Banco de España sabía que la salida a Bolsa de Bankia sería un fracaso

  • Una serie de correos remitidos a la Audiencia Nacional por el caso Bankia demuestran que a salida a Bolsa de la entidad fue criticado desde el primer momento.

  • La inspección realizada por el Banco de España asegura que la operación es de “viabilidad cuestionable por sus muy graves y crecientes problemas de rentabilidad, liquidez y solvencia” Los responsables de la inspección realizada a Bankiaantes de su salida a Bolsa en 2011 eran conscientes de que “no funcionará y creará quebranto al contribuyente”. En concreto, un quebranto de unos 22.000 millones que salieron del erario público. Una serie de correos remitidos a la Audiencia Nacional confirman que se hizo caso omiso a las evidencias.

    En uno de estos correos, el coordinador de la Inspección en BFA-Bankia, José Antonio Casaus, avisó a sus superior de que la salida a Bolsa era de “viabilidad cuestionable por sus muy graves y crecientes problemas de rentabilidad, liquidez y solvencia”. Su superior no es otro que el actual director general adjunto de Supervisión del Banco de España, Pedro Comín.

    Los inspectores avisaron del descalabro y de las preferentes

    “Mientras sigamos sin solucionar el problema el grupo cada día valdrá menos y las acciones de Bankia también. Al final, el FROB tendrá que convertir su deuda en acciones de BFA y responder frente a los tenedores de subordinadas y de preferentes para evitar que digan que un banco público deja tirados a unos inversores privados minoristas, con lo que habremos socializado las pérdidas y habremos perdido unos meses/años”, escribe Casaus a sus compañeros en un mail fechado en abril de 2011, tres meses antes de la ops de Bankia.

    Se recomendó que un banco extranjero tomara la entidad

    Casaus era partidario de que el Grupo BFA-Bankia como una sola entidad, ya que el riesgo era menor para contribuyentes y accionistas. Finalmente se separó a Bankia de su matriz BFA. También recomendaba en los correos que un banco,preferiblemente de fuera de España, se hubiese hecho con la entidad. Los c orreos están fechados unos dos meses antes de que se produjese la salida a Bolsa.

    “La honradez de los gestores es cuestionable”

    El inspector del Banco de España presagió que la salida a bolsa con un banco doble “es el primer paso para la nacionalización de las pérdidas”. Critica en los correos la viabilidad de la entidad, sus capacidades para generar recursos y a “unos gestores desalineados entre sí y desacreditados ante el mercado”.

    Habla de la “cuestionable honradez de los gestores, que en 2009 se llevaron un bonus superior al que les correspondía“. Les llamaban “los diez magníficos de los incentivos a largo plazo”. Fue Rodrigo Rato el que dirigió la entidad entre 2010 y 2012, antes había ocupado el puesto Miguel Blesa.

    Herzog acusa a Miguel Angel Ordóñez de mirar para otro lado

    “Es la prueba de que el Banco de España estaba al tanto de todo y cómo miraron para otro lado. Miguel Angel Ordóñez y su cúpula directiva miraron para otro lado. Es obligado que se sienten en el banquillo”, confirma Andrés Herzog (antiguo político de UPyD que también está tras el esclarecimiento de las tarjetas black).

    Casaus pedía un tijeretazo en sueldos de hasta el 15%

    Casaus recomendaba aplicar un “tijeretazo” de entre el 10% y el 15% a los sueldos en la entidad. “Y creo que es posible. Otra cosa es que los políticos que gestionan Bankia no quieran explorar esta vía para no perder sus poltronas ni su herramienta de financiación”.El Ministerio de Economía de la época vendió la salida a Bolsa de la entidad como una cuestión de Estado.

    BFA será un quebranto para los contribuyentes

    En cuanto a BFA “solo es una bombona de oxígeno que permitirá cumplir temporalmente con los nuevos requisitos de solvencia pero que no logrará transformar la estructura de Bankia. Terminará en el medio plazo con la venta a bajo precio del banco cotizado, pues no generará beneficios recurrentes, y con el Estado nacionalizando BFA supondrá un quebranto para los contribuyentes“, explicaba uno de los correos. El Banco de España no ha hecho declaraciones al respecto.

  • http://www.lainformacion.com/

FUENTE: Leticia Durán @tiricia34

ANUNCIANTE CON NOSOTROS CONTACTA CON:@tiricia34, tiricia35@gmail.com,@GrupoA3J

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s